Estas declaraciones se producen después de que el pasado sábado el gobierno venezolano asegurara haber mantenido al menos dos reuniones con Elliot Abrams, designado por el presidente Donald Trump

El Gobierno de EEUU admitió este martes 19 de febrero haber mantenido conversaciones con representantes del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, con el fin de garantizar la seguridad del personal diplomático estadounidense en Caracas.

“Estamos centrados en la seguridad de nuestro personal y parte de esa misión es hablar con los tipos que tienen las pistolas”, señaló el portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino.

Las palabras de Palladino se producen después de que el pasado sábado el gobierno venezolano asegurara haber mantenido al menos dos reuniones con Elliot Abrams, designado por el presidente Donald Trump como enviado especial de Estados Unidos para Venezuela.

“Según tengo entendido, se ha producido un solo encuentro”, puntualizó el funcionario estadounidense durante una rueda de prensa celebrada en la sede del Departamento de Estado, en Washington.

Palladino sostuvo que las autoridades estadounidense siguen el desarrollo de los acontecimientos en Venezuela con gran atención -“24 horas al días, 7 días a la semana”- ya que la “mayor prioridad” de su agencia es la seguridad de su personal en el país latinoamericano.

De acuerdo con el canciller venezolano, Jorge Arreaza, representantes de ambas naciones se reunieron en medio de la elevada crispación diplomática entre ambos países y después de que Maduro cortara los lazos diplomáticos con EEUU a raíz del reconocimiento de Guaidó por parte del Gobierno Trump.

Arreaza dijo también que estos encuentros suponen un diálogo binacional que no puede ser negado por voceros estadounidenses, y que Maduro “está al tanto de cada detalle” conversado.