Naciones Unidas no maneja cifras de víctimas mortales por el ciclón, dado que muchas de las áreas más afectadas siguen siendo inaccesibles

El ciclón Idai, que ha devastado poblaciones enteras a su paso por Mozambique, Malawi y Zimbabue, ha causado al menos 2,8 millones de afectados, según los cálculos que este jueves hizo públicos el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

Entre esos afectados se incluyen 200.000 personas que necesitan ayuda urgente durante los próximos tres meses en Zimbabue, además de 920.000 personas en Malawi, mientras que en Mozambique el PMA maneja la cifra de 600.000 damnificados pero prevé que se elevará a 1,7 millones en las zonas arrasadas por las inundaciones.

Varias personas amontonan sus pertenencias en un área inundada tras el ciclón Idai en Matarara (Mozambique). Foto: EFE

El portavoz de PMA en Ginebra, Herve Verhoosel, destacó que en Zimbabue se requerirá ayuda adicional por valor de 5 millones de dólares para financiar asistencia alimentaria, mientras en Malawi se calcula que la respuesta del PMA necesitará una provisión de 10,3 millones de dólares.

En Mozambique, país que ha declarado el estado de emergencia por primera vez desde su independencia hace más de 40 años, el PMA estima que al menos 400.000 personas necesitan ayuda alimentaria urgente.

Varios soldados cargan cadáveres en un camión durante la búsqueda de víctimas por el paso del ciclón Idai, este jueves en Chimanimani (Zimbabue). Foto: EFE

En ese país, el programa de Naciones Unidas calcula que se requerirá la inversión de 42 millones de dólares para proveer de ayuda humanitaria a corto plazo, una cantidad que Verhoosel elevó a 121,5 millones de dólares para atender las necesidades de la zona afectada para los próximos seis meses.

Naciones Unidas por ahora no maneja cifras de víctimas mortales por el ciclón, dado que muchas de las áreas más afectadas siguen siendo inaccesibles, aunque las autoridades nacionales hablan de al menos 350 muertos y según el presidente mozambiqueño, Filipe Nyusi, sólo en su país se podría superar el millar de fallecidos.