Funcionarios de la misión antiterrorista “Sentinelle” protegerán de ahora en adelante las sedes oficiales durante las protestas de los chalecos amarillos.

Así lo informó este miércoles el portavoz del Ejecutivo, Benjamin Griveaux, quien explicó que el Gobierno francés decidió utilizar a militares para vigilancia estática de edificios oficiales en vez de agentes de las fuerzas del orden.

Estarán “en posiciones estáticas”, lo que significa, sobre todo, “la protección de edificios oficiales”, dijo Griveaux.

El pasado 17 de marzo, durante el décimo octavo sábado consecutivo de protestas de los “chalecos amarillos”, se vivieron en la avenida de los Campos Elíseos de París escenas de gran violencia con grupos de manifestantes que asaltaron, saquearon e incendiaron comercios, unos altercados que terminaron con más de 200 detenidos.

Foto: AFP

Griveaux relató que la medida se implementará en las próximas convocatorias de los “chalecos amarillos”.

“Sentinelle” moviliza a unos 10.000 miembros del Ejército que llevan a cabo sobre todo patrullas en centros estratégicos, edificios sensibles o instalaciones con mucho trasiego de personas, como estaciones, aeropuertos o centros comerciales.