Se espera que el Laborismo presente una sobre un plan alternativo del “brexit”, que incluirá la propuesta de formar parte de una unión aduanera con la UE, mientras que otra de las enmiendas es del diputado conservador Alberto Costa que solicita la protección de los derechos de los comunitarios

La primera ministra británica, Theresa May, pidió este miércoles a los diputados que cumplan con “su deber” y apoyen su pacto sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), de cara a la votación de unas enmiendas sobre el “brexit”.

La Cámara de los Comunes vota este miércoles enmiendas no vinculantes a una moción neutra del Gobierno para determinar la hoja de ruta del “brexit” y conocer la opinión de los diputados.

En un artículo publicado en el tabloide “Daily Mail”, May señala que ha encontrado en Bruselas una “real determinación” para superar el actual punto muerto sobre el “brexit”, después de que los comunes rechazaran el pacto negociado el pasado 15 de enero.

Según la “premier” conservadora, el Parlamento debe centrarse en trabajar para conseguir un acuerdo a fin de poder materializar el “brexit” en la fecha ya fijada de este 29 de marzo.

“El Parlamento debería cumplir con su deber para que nuestro país avance. Queremos salir de la UE con un acuerdo que nos aporte lo mejor de ambos mundos; una relación estrecha con nuestros vecinos más cercanos y la oportunidad de aprovechar nuestros talentos y recursos para construir nuevas relaciones con economías emergentes en todo el mundo”, agrega May en su artículo.

El presidente de los Comunes, John Bercow será el encargado de decidir qué enmiendas serán aceptadas para su debate y votación.

Se espera que el Laborismo presente una sobre un plan alternativo del “brexit”, que incluirá la propuesta de formar parte de una unión aduanera con la UE, mientras que otra de las enmiendas es del diputado conservador Alberto Costa que solicita la protección de los derechos de los comunitarios, cualquiera sea el resultado de las negociaciones entre Londres y Bruselas.

La primera ministra prometió este martes que los diputados podrán votar sobre el acuerdo negociado con Bruselas, que ella trata de modificar, para este 12 de marzo, pero si ese pacto es rechazado, entonces los parlamentarios votarán sobre si aceptan una salida británica de la UE -el 29 de marzo- sin pacto alguno.

En caso de que esa segunda opción fuera también rechazada, entonces los comunes votarán si deciden retrasar el “brexit”, por un periodo limitado de tiempo.

El texto negociado con Bruselas había sido rechazado por los comunes por el descontento de los euroescépticos sobre la salvaguarda irlandesa (pensada para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas), pues temen que el país permanezca atado a las normas comunitarias, si las dos partes no llegan a un acuerdo sobre su futura relación comercial para finales de 2020.