El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó al mandatario actual de esa nación, Jair Bolsonaro, de “destructor” de todos los logros sociales e institucionales con su llegada al poder.

“Hay gente que se elige para gobernar, hay gente que se elige para destruir”, dijo Lula durante la visita que recibió de los diputados federales Gleisi Hoffmann y Paulo Pimenta realizada el jueves, en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitibia.

La diputada Hoffmann, afirmó que el exmandatario afirma que Bolsonaro no está “acabando solo con los derechos del pueblo, sino con la soberanía nacional”, en referencia a la postura del actual mandatario de derecha respecto a la Administración de Estados Unidos que pretende interferir en los asuntos de Venezuela.

Lula Da Silva cumple desde el pasado 7 de abril, una condena de 12 años por supuestamente haber incurrido en delitos de corrupción y lavado de dinero. El fundador del Partido de los Trabajadores (PT), resalta constantemente su inocencia y califica de farsa las acusaciones que caen sobre él.

Por su parte el diputado Pimenta manifestó que Lula lo que “pide para nosotros es tener capacidad de lucha, de resistencia, para movilizar a la sociedad sin perder de vista nuestra misión: luchar para que este país sea justo, generoso, con oportunidades para todos”.

Recordó que el exmandatario ya tiene casi un año preso, “aislado, desde el jueves hasta el final del carnaval, no va a recibir ninguna visita y tiene conciencia de su papel histórico, sabe por qué está aquí, sabe que es un preso político y sabe lo que significa para el pueblo brasileño”.