Amplia resistencia por parte de la oposición local generó la visita del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a Chile, para participar en la primera cumbre de mandatarios de Prosur, este viernes.

La oposición chilena se organizó para manifestar su rechazo a la visita del presidente brasileño, quien no es bienvenido debido a las afirmaciones que en el pasado ha hecho sobre el general Augusto Pinochet y los derechos humanos.

El diputado del Frente Amplio, Giorgio Jackson, a través de su cuenta de Twitter, cuestionó la presencia del mandatario brasileño.

La cumbre de mandatarios Prosur reúne a siete jefes de Estado de la región para afinar los detalles de la conformación de este nuevo bloque.

Participan los presidentes Mauricio Macri, de Argentina; Jair Bolsonaro, de Brasil; Sebastián Piñera, de Chile; Iván Duque, de Colombia; Lenín Moreno, de Ecuador; Mario Abdo Benítez, de Paraguay, y Martín Vizcarra, de Perú.

Bolivia, Guyana, Surinam y Uruguay, están representados a través de sus cancilleres u otros funcionarios diplomáticos.