Las imágenes, interpretadas como una crítica a la fiesta preferida de los brasileños, fueron criticadas por muchos internautas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, provocó este miércoles una intensa polémica en el país por publicar unas imágenes de fuerte contenido no apto para todos los públicos.

“No me siento cómodo en mostrar esto, pero tenemos que exponer la verdad para que la población tenga conocimiento y tome sus prioridades”, afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter, luego de publicar un obsceno video en el que un hombre se masturba en el ano y a continuación se deja orinar en la cabeza.

“Muchas comparsas callejeras del carnaval brasileño se han vuelto en eso que ven”, continuó Bolsonaro en su publicación. Del video difundido se desconoce el autor y tampoco es posible identificar cuándo y dónde se tomaron esas imágenes.

El presidente se ha declarado como un ferviente defensor de la familia tradicional de Brasil y está muy vinculado a las iglesias evangélicas. De hecho, escogió a Damares Alves, una pastora de esta ortodoxa corriente cristiana, como ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos.

Las imágenes, interpretadas como una crítica a la fiesta preferida de los brasileños, fueron criticadas por muchos internautas y la etiqueta “Impeachment Bolsonaro” (“destitución Bolsonaro”) lideró los asuntos más comentados de Twitter en la mañana de este miércoles.

Usuarios de las redes sociales iniciaron una campaña en línea en la que pedían un juicio político contra Bolsonaro, ya que, según la legislación brasileña, “proceder de modo incompatible con la dignidad, el honor y el decoro” figura entre los delitos contra la probidad en la administración pública y podría conllevar a “la pérdida del cargo”.

Varios internautas igualmente comentaron en la publicación y cuestionaron la postura del mandatario en divulgar imágenes pornográficas, aunque hubo aquellos que defendieron el mensaje.

En el sambódromo de Río de Janeiro -ciudad en la que goza de un gran apoyo y simpatía-, la mayoría de las escuelas marcaron sus diferencias con el mandatario y apostaron por los mensajes de tolerancia y respeto a la diversidad en sus desfiles.