La Cámara de los Comunes votará hoy si quieren dejar la UE sin acuerdo y el jueves si desean pedir a Bruselas un retraso del “brexit”

La Unión Europea (UE) mostró hoy sus dudas sobre la utilidad de retrasar la salida del Reino Unido del club comunitario, prevista para el 29 de marzo, después de que la Cámara de los Comunes rechazara el martes una vez más el acuerdo de salida pactado con Bruselas.

Al mismo tiempo, los dos principales grupos de la Eurocámara, populares y socialdemócratas, instaron al Gobierno británico a convocar un segundo referendo sobre la permanencia en la UE.

El propio negociador de la Unión Europea para el “brexit”, Michel Barnier, se preguntó este miércoles “para qué” serviría retrasar la salida, en un momento de impás en el proceso.

“Prolongar esta negociación para hacer qué, puesto que la negociación sobre el artículo 50 (sobre la salida de un Estado miembro) está terminada”, declaró el político francés durante un debate en la Eurocámara.

De hecho, Barnier aseguró que antes de solicitar un retraso del “brexit”, el Reino Unido debe indicar a Bruselas qué tipo de relación futura desea establecer con el club comunitario.

Después de que la Cámara de los Comunes rechazara el martes por segunda vez el acuerdo de salida negociado entre la “premier” británica, Theresa May, y la Comisión Europea, los diputados de Westminster votarán hoy si quieren dejar la UE sin acuerdo y el jueves si desean pedir a Bruselas un retraso del “brexit”.

“Tras estos votos, corresponderá al Gobierno británico decirnos, esperamos que de manera positiva, cómo desea proceder para reunir por fin una mayoría constructiva sobre una propuesta”, dijo Barnier.

En el caso de que los diputados británicos se pronuncien a favor de extender las negociaciones, después el Gobierno británico deberá solicitar el retraso del “brexit” a la UE, pero al hacerlo tendrá que justificar esa petición.

A la vista de las razones expuestas, los jefes de Estado y de Gobierno de los veintisiete países que seguirán en el club comunitario tras la marcha británica decidirán si conceden ese retraso, para lo cual se necesita la unanimidad de los mandatarios.

El portavoz de la CE, Margaritis Schinas, reiteró hoy que si el Reino Unido llega a plantear la extensión del artículo 50, los Veintisiete están “preparados para considerarla”.

“Los Veintisiete decidirán dando prioridad también a la necesidad de garantizar el funcionamiento de las instituciones de la UE y teniendo en cuenta las razones y la duración de una posible extensión”, apuntó en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

De acuerdo con los tratados de la UE, todos los Estados miembros están obligados a convocar comicios europeos y el Reino Unido podría verse obligado a elegir eurodiputados si el “brexit” se retrasa más de dos meses.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ya advirtió ayer que el club comunitario espera “una justificación creíble” para posponer el “brexit”.

Fuentes europeas señalaron que la decisión de los líderes de los países de la Unión Europea en su cumbre de la próxima semana, ante una solicitud de extensión, no sería automática, sino que debería revisarse “para qué” y “por cuánto tiempo” se ampliaría.

Las próximas elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar entre el 23 y el 26 de mayo, y la nueva Eurocámara quedará constituida el 2 de julio.