“La difícil situación humanitaria a la que se refiere Washington se debe precisamente a las sanciones y el embargo de Estados Unidos”, dijo

Estados Unidos prepara una intervención militar en Venezuela, encaminada a derrocar al presidente Nicolás Maduro, declaró este martes el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolái Pátrushev.

En una entrevista publicada este martes por el diario Sputnik, Pátrushev denunció que “Estados Unidos, con sarcasmo y arrogancia hacia el pueblo venezolano, prepara una intervención militar en el Estado soberano”.

“El traslado de las fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos al territorio de Puerto Rico, así como el desembarco de unidades de las fuerzas militares de Estados Unidos en Colombia y algunos otros factores apuntan claramente a que el Pentágono refuerza su agrupación de tropas en la región con el fin de utilizarla en una operación para apartar del poder al presidente actual Maduro, elegido de manera legítima”, dijo.

El secretario del Consejo de Seguridad ruso apuntó que Estados Unidos a la hora de forzar cargamentos con ayuda humanitaria en Venezuela, cuenta con que las autoridades venezolanas los rechacen.

“El pueblo venezolano lo entiende bien, por ello reacciona de esa manera, rechaza aceptar los cargamentos del país agresor y opta por apoyar a su presidente”, subrayó.

Nikolái Pátrushev también declaró que Estados Unidos está inventando varios pretextos para evitar las negociaciones con Rusia sobre la crisis venezolana.

“Los estadounidenses nos propusieron mantener consultas separadas sobre el problema venezolano, lo aceptamos, sin embargo, ellos mismos las eluden bajo pretextos inventados, cada vez aplazando las fechas acordadas”, agregó.

Además, dijo que la grave situación humanitaria en Venezuela fue provocada por las sanciones de Estados Unidos.

“La difícil situación humanitaria a la que se refiere Washington se debe precisamente a las sanciones y el embargo de Estados Unidos”, dijo.

Ante esta situación se le impone a Venezuela la ayuda humanitaria y se presume al mismo tiempo que será rechazada, añadió el titular.

El 23 de febrero, la oposición venezolana intentó ingresar cargas humanitarias donadas por Estados Unidos y otros países desde Colombia, pero el esfuerzo fue infructuoso y los disturbios generados a raíz de la iniciativa han dejado más de 300 heridos desde entonces.

Venezuela reitera que en el país “no hay crisis humanitaria” y que en el marco del derecho internacional se procede a una ayuda humanitaria solo en caso de catástrofes naturales y conflictos armados.