Reliance es uno de los principales proveedores del diluente que usa Venezuela para procesar su crudo extrapesado y convertirlo en hidrocarburo exportable

El conglomerado indio Reliance Ltd, una de la mayores refinerías del mundo y entre los principales importadores del petróleo de Venezuela, confirmó esta semana la interrupción total de sus negocios con Venezuela a través de su filial en Estados Unidos, y negó cualquier intención de aumentar la demanda de consumo con la nación caribeña.

“Nuestra subsidiaria de los Estados Unidos ha interrumpido completamente todos los negocios con la empresa petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, y nuestra matriz global no ha aumentado las compras de crudo”, informó Reliance tras ser consultada sobre un posible aumento de la demanda del hidrocarburo venezolano.

Reliance no es solo el mayor importador indio del petróleo venezolano, es también uno de los principales proveedores del diluente que usa Venezuela para procesar su crudo extrapesado y convertirlo en hidrocarburo exportable.

El conglomerado “ha detenido todo el suministro de diluyente a Pdvsa y no reanudará dichas ventas hasta que se levanten las sanciones” que Estados Unidos ha impuesto a Venezuela para presionar por la salida del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“Continuaremos un diálogo constructivo con el Gobierno de Estados Unidos para garantizar que Reliance siga cumpliendo con los requisitos” estadounidenses, añadió la casa matriz de la industria india.

La posición de Reliance llega días después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, explicara que Washington estaba presionando a varios países, incluida la India, para que no negocien con Maduro.