Varios movimientos sociales y políticos españoles marcharon el jueves en Madrid, España, para condenar el golpe de Estado y la intervención militar que promueve Estados Unidos contra Venezuela.

La concentración partió desde el barrio madrileño Atocha hasta Puerta del Sol, bajo el lema “No a la guerra, no al golpe en Venezuela”. En la movilización los manifestantes rechazaron las amenazas de intervención militar de Estados Unidos contra el país suramericano.

Además, condenaron a Washington y la oposición venezolana, de usar pretextos como la entrega de una supuesta “ayuda humanitaria” para justificar una agresión militar en la Patria de Bolívar.

La movilización contó con la participación de un grupo de ciudadanos y miembros del movimiento Izquierda Unida (IU), del Partido Comunista (PCE) y la Red Europea de Solidaridad con la Revolución Bolivariana, entre otras agrupaciones.

De acuerdo con el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista español, Manu Pineda, la marcha fue organizada “por la paz, a la no injerencia y el respeto a la soberanía de los pueblos”.