El Gobierno de Estados Unidos envió este jueves a la localidad fronteriza de Cúcuta (Colombia) más suministros médicos destinados a ayudar a los hospitales y clínicas que reciben a migrantes y refugiados procedentes de Venezuela.

La ayuda salió desde el estado de Florida y fue transportada hasta la ciudad colombiana de Cúcuta en aviones militares destinados al transporte castrense pesado.

La Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid) explicó que los aviones incluyen suministros médicos, incluidos guantes, mascarillas, batas y artículos de limpieza, destinados a ayudar a los hospitales y clínicas a prevenir y detener la propagación de infecciones.

En una audiencia en un comité del Senado, el director de la Usaid, Mark Green, aseguró este jueves que “el colapso de las infraestructuras sanitarias en Venezuela ha provocado brotes de enfermedades dentro del país, y cada vez más, a través de la región”.

La Cruz Roja ha alertado del preocupante estado de salud de los venezolanos que llegan a Colombia y, además, ha detectado casos de enfermedades transmisibles como difteria y sarampión, dolencias para las que los niños deberían estar inmunizados si se hubiesen cumplido los calendarios rutinarios de vacunación en Venezuela.