El objetivo de esta iniciativa de presión económica es “apoyar firmemente la transición democrática” en Venezuela y respaldar al líder opositor Juan Guaidó

El Gobierno de Estados Unidos amenazó este miércoles con sanciones a entidades financieras internacionales si no cambian su comportamiento y siguen ayudando económicamente al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, anunció que su Gobierno ha enviado una notificación formal a bancos que se encuentran fuera de Estados Unidos y que están financiando al Ejecutivo de Maduro.

“Estados Unidos -dijo Bolton- está advirtiendo a las instituciones financieras extranjeras que enfrentarán sanciones si se ven envueltas en transacciones financieras ilegítimas que benefician a Nicolás Maduro y a su red corrupta”.

“No permitiremos que Maduro robe la riqueza del pueblo de Venezuela”, añadió Bolton.

Si Estados Unidos decide hacer realidad su amenaza, el impacto podría sentirse en bancos rusos y chinos, que han prestado dinero al Ejecutivo de Maduro en el pasado.

Según Bolton, el objetivo de estas iniciativas de presión económica y diplomática es “apoyar firmemente la transición democrática” en Venezuela y respaldar al líder opositor Juan Guaidó, que se declaró presidente encargado en enero y ha aglutinado el apoyo de más de 50 naciones.

Estados Unidos está evaluando la posibilidad de imponer sanciones secundarias a aquellas compañías que negocien con empresas controladas por Maduro, como Estados Unidos ha hecho en el caso de las compañías extranjeras que compraban petróleo a Irán.