El presidente colombiano, Iván Duque, aseguró este lunes, durante la instalación de la cumbre del Grupo de Lima, que la situación que vive Venezuela no es un dilema entre la guerra y la paz, sino entre la continuidad de la dictadura o el retorno de la democracia.

“Estamos reunidos para mostrar que hay un sentimiento grande en la región de multiletarismo cuando se trata de defender principios, ideas y valores democráticos”, dijo Duque ante los jefes de Estado y cancilleres del Grupo de Lima.

Por ello, agregó, “la situación que vive Venezuela no es un dilema entre guerra y paz. El verdadero dilema en Venezuela es la continuación de la dictadura o el retorno de la democracia”.

En su discurso, Duque indicó que el reconocimiento hecho por el Grupo de Lima a Juan Guaidó, como presidente legítimo de Venezuela, y a la Asamblea Nacional como órgano que administra la democracia “es el camino que debe y va a imperar” en ese país.

En su discurso el mandatario colombiano también dijo esperar que el Grupo de Lima llame a los militares de Venezuela a brindar su lealtad a la Asamblea Nacional y a Guaidó.

“Espero que hoy el Grupo de Lima haga ese llamado para que las Fuerzas Militares de Venezuela se ubiquen en el lado correcto de la historia y brinden su lealtad a la Asamblea Nacional y al presidente encargado para que la dictadura llegue a su pronto final”, sostuvo.

Del mismo modo, instó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a que adopte sanciones contra el régimen de Maduro, que impidió la entrada de ayuda humanitaria el sábado.

“Debemos hacerle hoy un llamado a la Organización de Estados Americanos para que se adopten también las resoluciones, las sanciones y las denuncias pertinentes por lo ocurrido este fin de semana”, aseveró.

Finalmente, llamó al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al que definió como importante instrumento financiero del sistema regional, para que “ayude a articular un plan para la recuperación económica de Venezuela una vez termine la dictadura”.

El Grupo de Lima se reúne este lunes, con la presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y de Juan Guaidó, para estrechar el “cerco diplomático” a Nicolás Maduro después de que el intento de ingresar ayuda humanitaria a ese país acabara en violencia.

En este encuentro se dan cita un número importante de cancilleres de los países miembros del Grupo de Lima, así como el presidente de Guatemala, Jimmy Morales; los vicepresidentes de Brasil, Hamilton Mourão, y Panamá, Isabel Saint Malo, y miembros de la organismos internacionales.