Muchos de los mandatarios de la UE se mostraron favorables a conceder al Reino Unido una breve prórroga, siempre y cuando el parlamento británico respalde el acuerdo de retirada cerrado entre Londres y Bruselas

Los líderes de la Unión Europea (UE) comenzaron este jueves una reunión clave para el futuro del “brexit”, en la que analizarán la posibilidad de retrasar la fecha de la salida del Reino Unido del club comunitario, prevista para el 29 de marzo, después de que Londres solicitara la prórroga.

Muchos de los mandatarios de la UE se mostraron favorables a su llegada a la cumbre europea a conceder al Reino Unido una breve prórroga, siempre y cuando el parlamento de Westminster respalde el acuerdo de retirada cerrado entre Londres y Bruselas.

En la víspera de la cumbre, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ya consideró “posible” conceder a la primera ministra británica, Theresa May, una prórroga corta, pero recalcó que ese plazo estará “condicionado a un voto positivo del acuerdo de retirada en la Cámara de los Comunes”.

May defendió que la prórroga del “brexit” hasta el 30 de junio que pedirá este jueves a los líderes de la UE daría tiempo al Parlamento británico para decidir sobre el acuerdo de salida, y confió en que la retirada se produzca de forma ordenada.

“Una extensión corta daría al Parlamento el tiempo para tomar una decisión final que dé cumplimiento al resultado del referéndum” de 2016, en el que los británicos apoyaron el “brexit”, dijo May a su llegada a la cumbre europea, en la que urgirá a sus todavía socios a que aprueben esta prórroga.