Una policía venezolana que se había hecho pasar por desertora y se entregó a las autoridades colombianas, fue expulsada por pretender hacer trabajos de inteligencia y representar un “riesgo” para el país andino”, informaron este jueves fuentes oficiales.

“Tenemos unos filtros de control para constatar que estas personas vienen de bien, vienen a hacerle el bien a nuestro país, no vienen a hacer inteligencia, a hacer actividades que puedan poner en riesgo nuestra seguridad”, afirmó a periodistas en Cúcuta el director de Migración Colombia, Christian Krüger.

Según cifras de esa entidad, han desertado 567 militares venezolanos desde el pasado 23 de febrero, cuando una coalición internacional intentó ingresar sin éxito ayuda humanitaria a su país