El líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cerraron este jueves abruptamente su segunda cumbre en Hanói, sin llegar a ningún acuerdo sobre el proceso de desnuclearización en Corea del Norte

A continuación cinco datos relevantes de esta fallida cumbre:

  • El muro de las sanciones

Las sanciones impuestas sobre el régimen norcoreano y las áreas a desmantelar en el centro de investigación nuclear de Yongbyon, epicentro del programa atómico norcoreano, constituyen un obstáculo que finalmente ha impedido la firma de una declaración conjunta.

Pionyang dejó claro que está abierto a desmantelar solo una parte de Yongbyon a cambio de que Estados Unidos y la ONU levanten todas las sanciones que le han impuesto desde 2006.

  • Trump y Kim se relajan

Una de las mayores diferencias entre la cumbre de Hanói y la de Singapur hace ocho meses ha sido la relajación de ambos líderes y las muestras de afinidad personal entre ambos, patentes en sus breves encuentros con la prensa y en su paseo por los jardines del hotel Metropole de la capital vietnamita.

Foto: AFP
  • ¿Habrá tercera cumbre?

Trump insinuó que no volverá a programar una cumbre si no hay avances más claros en las conversaciones entre sus equipos. “Yo esperaría que (la tercera cumbre) sea pronto, pero también podría no producirse en mucho tiempo”, reconoció.

  • La paz tendrá que esperar

La firma de la paz definitiva entre las dos Coreas era uno de los objetivos más esperados de este segunda cumbre.

Esta histórica reivindicación de Pionyang se antojaba complicada ya que debía ser una iniciativa multilateral que incluyera también a Seúl y a China.

  • 120 horas en tren en vano

El fiasco de Hanói le va a suponer a Kim un viaje de unas 120 horas de tren en vano, ya que seguramente retornará tal como vino, a bordo de un tren blindado que, como poco, tardaría en retornar desde Vietnam a Pionyang unas 47 horas, siempre que pueda mantener una velocidad constante de unos 90 kilómetros por hora.

El viaje de Trump fue menos tortuoso, pero se recorrió medio mundo en avión en un momento tenso en su Presidencia, con su exabogado Michael Cohen denigrándole ante el Congreso de Estados Unidos y el informe sobre la trama rusa a punto de caer.