Los “chalecos amarillos” conmemoraron este domingo en París, con una manifestación que se desarrolló sin incidentes, los tres meses del inicio de este movimiento de protesta dirigido en particular contra las políticas del presidente francés, Emmanuel Macron.

Unas 1.500 personas, según las primeras estimaciones de la Prefectura de Policía, participaron en esta marcha, que partió de los alrededores del Arco de Triunfo después de las 13.00 hora local (12.00 GMT) y que acabó dispersándose tres horas después al llegar a su punto de destino en el Campo de Marte, a los pies de la Torre Eiffel.

En paralelo a esta marcha, una concentración de “chalecos amarillos” se desarrollaba en la plaza de la República desde primera hora de la tarde, con la presencia inicialmente de poco más de un centenar de personas.

El sábado, como viene ocurriendo de forma ininterrumpida desde la primera convocatoria el 17 de noviembre, varias decenas de miles de “chalecos amarillos” salieron a la calle en la capital y en otras ciudades de Francia, y una vez más se produjeron altercados con las fuerzas del orden, aunque de poca gravedad.