El vicepresidente Hamilton Mourao agregó que Venezuela “no logrará librarse sola de la opresión del régimen chavista”, por lo que dijo que es el momento de “solidaridad interamericana, desvestida de ideología y sectarismo”

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, afirmó este lunes 25 de febrero en Bogotá que cree “firmemente” que es “posible devolver a Venezuela al concierto democrático de las Américas” sin “cualquier medida extrema”.

“Brasil cree firmemente que es posible devolver Venezuela al concierto democrático de las Américas sin cualquier medida extrema que nos confunda con aquellas naciones que fueron juzgadas por la historia como agresores, invasores y violadores de las soberanías nacionales”, dijo Mourao al intervenir en la reunión del Grupo de Lima en Bogotá.

El Grupo de Lima se reúne este lunes en Bogotá, con la presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence y de Juan Guaidó, quien se proclamó mandatario interino de Venezuela, para estrechar el “cerco diplomático” a Nicolás Maduro después de que el intento de ingresar ayuda humanitaria a ese país acabara en violencia.

Asimismo, el vicepresidente brasileño agregó que las sanciones internacionales a Venezuela deben incidir sobre el “régimen de parias internacionales” que encarna el Gobierno de Nicolás Maduro.

Esta petición coincidió con el anuncio del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, de nuevas y mayores sanciones económicas y diplomáticas contra el régimen del presidente de Venezuela.

“La verdadera amistad con Venezuela se debe exprimir por una vigorosa movilización del pueblo venezolano, que no puede hacerse cargo del peso de las sanciones, que deben incidir sobre el régimen, remitiéndolos todos a la categoría de parias internacionales, que es lo que son”, subrayó Mourao.

A su vez, afirmó que todos los países tienen sus “cuotas de participación” en el régimen “ilegal e ilegítimo, debido a errores y omisiones que esperamos que no vuelvan a repetirse jamás”.

Mourao agregó que Venezuela “no logrará librarse sola de la opresión del régimen chavista”, por lo que dijo que es el momento de “solidaridad interamericana, desvestida de ideología y sectarismo”.

Por ello, Mourao se mostró partidario de “conjurar” la “amenaza” que representa el Gobierno de Nicolás Maduro mediante “elecciones fiscalizadas por la Organización de Estados Americanos (OEA)”.

En esta línea, reafirmó que el régimen chavista representa “una amenaza a la seguridad de los países de la región”.

Atacó, asimismo, a la pretendida ideología bolivariana de la que hace gala el Gobierno de Maduro, y dijo que su “dictadura” es la “antítesis de la igualdad, la libertad y la justicia soñadas por el libertador”.

También arremetió contra la decisión del régimen de “militarizar” a la población “por medio de milicias ideologizadas”, y advirtió que el Gobierno lleva adquiriendo desde 2009 “equipamientos militares sofisticados con considerable capacidad ofensiva”.

Según distintas fuentes, los disturbios en las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil por donde se intentó pasar ayuda humanitaria dejaron este fin de semana por lo menos cuatro muertos y cerca de 300 heridos, mientras que la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, confirmó que más de 120 miembros de las Fuerzas Armadas venezolanas han desertado en este país.