Miguel Galindo: “Quisiera que el karate en Venezuela cambiara la forma en la que se dirige”

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo Foto: Rafael Briceño

“Es carente el apoyo que reciben los atletas y por ello han bajado los resultados”, señaló

La trayectoria en el karate do del sensei Miguel Galindo habla por si sola a nivel de resultados, constancia y empeño en enfrentar las dificultades que se le presentan. Recientemente obtuvo su cupo al Centroamericano y luego de pasar la travesía para poder llegar, lejos de amilanarse se devolvió con la medalla de oro para toda Venezuela, imponiéndose al representante de Panamá, quien figuraba como favorito.

Miguel Galindo llegó a la redacción de Contrapunto a hablar de karate, su disciplina, el tema que le apasiona. Sobre su cuello cuelgan dos medallas: el oro en el Centroamericano y el paradójico bronce que obtuvo en la Copa Simón Bolívar, el cual a pesar de la polémica, muestra con gran orgullo.

Baño de oro en El Salvador

El Centroamericano de Karate se realizó en San Salvador, destino al que Miguel Galindo asegura fue difícil poder llegar, esto debido a la falta de apoyo económico, lo cual lo obligó a buscar los recursos por su cuenta. “Salí el lunes y llegué el miércoles, directo a la inscripción de la competencia. Fueron tres días de viaje, fue muy complicado pero lo importante es que se logró el objetivo que era volver con la medalla de oro”, subrayó el sensei Galindo.

Asegura que siempre hacer estos viajes forzados generan al atleta un poco de temor en cuanto al cansancio se refiere. Sin embargo destaca el trabajo realizado en su preparación, en cuanto a nivel físico con Tony García y en lo técnico con su sensei Robert Jonh. Además destaca su trabajo de coaching que resultó positivo y productivo.

“En el camino de regreso que fue aún peor, por lo menos venía con la satisfacción de haber logrado esa medalla de oro”, afirmó entre risas.

Ausencia en el Panamericano

Miguel Galindo afirma que no pudo asistir al Panamericano de Karate por decisión de la federación y su comisión técnica. Ante esta realidad señala que fue una decisión que no logró entender debido a que sus números lo colocan como segundo del ranking nacional, además asistió a los eventos que exigía la FVKD como parámetro.

“No permití que esta ausencia me desmotivara, seguí trabajando y estaba seguro de que tendría esa oportunidad en el Centroamericano y era la oportunidad de demostrar el nivel que venía alcanzando”.

Derrotando las adversidades

Galindo enfrentó al representante de Panamá en la final del Campeonato Centroamericano, medallista en el Panamericano, y un atleta que se había impuesto a representantes de Venezuela en ese mismo campeonato.

El sensei venezolano obtuvo el triunfo, y demostró que de haber participado en dicho evento los resultados muy probablemente lo hubieran favorecido.

“A veces hay decisiones que no entiendes y que me dejaran por fuera me genera una carga emocional, pero para eso ha sido el trabajo de coaching que he realizado con Vladimir Berroterán, el cual me ha permitido mantener el foco a pesar de las circunstancias que estaba pasando”.

Venezuela por encima de todo

En su trabajo de coaching, Galindo visualizó escuchar las notas del himno nacional en su próxima competencia internacional. Para ello trabajó muy duro y sentía que era el momento de repetir la hazaña.

El solo hecho de competir y representar el tricolor patrio para el es un sueño, y luego poder alcanzar el objetivo y la meta que visualizó, asegura que lo motiva para seguir adelante.

Karate y pandemia

“La pandemia para mi ha sido difícil como para todos. Sin embargo nunca paré el entrenamiento, la sala de mi casa sigue siendo un dojo, se encuentra llena de tatamis y pesas”, aseveró.

“Cuando tienes las metas ya planteadas te das cuenta que estos son simples obstáculos que hay para alcanzarlas, más no condiciona que se vayan a alcanzar”.

Fotos: Rafael Briceño – Contrapunto

Oro internacional y bronce nacional

Llama la atención que Miguel Galindo como campeón centroamericano haya obtenido en Venezuela un bronce en la Copa Simón Bolívar, una decisión polémica que se comentó mucho en estos días. Interrogado sobre esta decisión del arbitraje en Venezuela, responde estar enfocado en su trabajo y en la importancia de que el progreso sea tangible para el.

“Para mi es tangible mi progreso, lo puedo demostrar con mis videos, las pruebas físicas que he venido realizando. Las decisiones arbitrales se escapan de mis manos, yo solo puedo controlar lo que hago en el tatami y se que hice unas ejecuciones impecables. La decisión de no darme ganador ya no es mi responsabilidad y debo aceptarlas con la mayor humildad posible”, refirió.

Asegura que debe seguir trabajando para que vean al Miguel Galindo que gana afuera y que aún los árbitros no logran ver aquí en Venezuela.

Antes y después

Cuando el sensei hace una comparación entre sus inicios y el ahora, se da cuenta principalmente que ha cambiado el enfoque. Es por ello que su propósito en el karate do va más allá de una medalla.

“Las medallas son consecuencias del propósito en el que estamos trabajando y esa ha sido mi bandera en estos momentos”.

Karate en Venezuela

El karate es una disciplina que le ha dado múltiples triunfos a Venezuela, sin embargo no es un secreto para nadie la mala situación a nivel dirigencial que se encuentra atravesando. Es por ello que Galindo espera que las cosas cambien por el beneficio de los atletas.

“Yo quisiera que el karate en Venezuela cambiara la forma en la que se dirige. Hay muchos atletas con talento enorme en cualquier rincón del país. Es carente el apoyo que reciben los atletas y por ello han bajado los resultados”.

A su juicio en Tokio 2020, Venezuela pudo haber contado con una delegación mayor a los tres atletas que asistieron. Era de los que creía que el karate iba a estar a casa llena para Venezuela, destaca que el proceso de preparación no ayudó.

Hace énfasis en la historia de Claudymar Garcés y la forma como clasificó contra todo obstáculo.

Rafael Briceño Sierralta

¿Cómo nos ven afuera?

Cada competencia internacional representa para el karateca venezolano un reto, no solo deportivo sino también mental. Ante esta situación, Galindo afirma que cada país tiene su dificultad, y esos representantes de cada nación se impresionan al ver como ante tanto obstáculo, los venezolanos siguen dando lo mejor y subiendo al podium.

“Afuera se impresionan con la cantidad de karatecas venezolanos que llegan y en las condiciones. Es raro que no hagan un buen papel, les impresiona la pasión con la que compiten y los resultados. “Con el apoyo quizás estaríamos en los primeros puestos”.

Miguel Galindo en el 2022

El sensei asegura que seguirá trabajando en 2022, seguirá enfocado en su preparación y espera continuar haciendo tangible sus progresos al equipo, a quienes le agradece junto a su familia a que estén allí siempre brindando apoyo.

“Hay mucho más que dar, no es el momento de dejar el tatami. Seguiré luchando por obtener ese primer puesto en Venezuela y en América”.