Basta con hervir el agua entre uno y tres minutos. Pero en las peores condiciones es posible purificarla hasta con el sol

Sin agua, o con el agua de mala calidad que llega a los hogares, venezolanas y venezolanos están expuestos a enfermedades como la hepatitis A y la amibiasis.

“En Venezuela la gente siempre ha mantenido las normas de higiene, pero ahora los desinfectantes y los jabones son muy caros y en los últimos tres años tenemos una limitación en el acceso al agua”, expone el médico pediatra Alejandro Rísquez. La mitad del país “no tiene agua de manera fija, y eso implica que ya no puedes ni limpiar los alimentos que vas a consumir”.

Sin embargo, aún en estas condiciones adversas hay que hacer un esfuerzo para proteger la salud. Estas son las 10 claves que ofrece Rísquez para, con pocs agua, evitar enfermedades:

1) Seguir las normas básicas para procesar alimentos: el enjuague de los vegetales, lavado de manos antes y después de la manipulación.  

2) No olvidar que el agua que viene por las tuberías se ha vuelto insegura para el consumo humano por la falta de cloración en las plantas de tratamiento.

3) El agua de botellón no necesariamente es potable para beberla. El agua de la cisterna es para lavado de la casa y labores domésticas, no para beberla como llega.

4) Son dos los medios más conocidos para la purificación del agua:

-Calor: hervir el agua y, cuando llega al punto de ebullición, dejarla de 1 a 3 minutos. Después, revolver para oxigenarla, lo que ayuda a la eliminación de bacterias y elimina el sabor metálico.

-Cloro: añadir de cuatro a ocho gotas de cloro (dependiendo de la concentración) por cada litro de agua.

5) El sol también puede ayudar a purificar el agua de consumo: el agua transparente se coloca en frascos de plástico o de vidrio, expuestos al sol hasta por seis horas. Es suficiente para eliminar los agentes biológicos.

6) Lo ideal es filtrar siempre el agua. Para ello se usan paños tupidos.

7) Para niños y personas con discapacidad lo mejor es también purificar el agua destinada al aseo personal. Igualmente se recomienda purificar el agua que se utilizará para lavado de boca, infiltraciones nasales y lavado de ojos.

8) La transmisión de la hepatitis A es mediante agua y alimentos contaminados. Es importante reconocer los síntomas de la enfermedad: coloración amarilla de piel y mucosas, orina oscura color cola, evacuaciones claras. La persona siente cansancio, apatía y malestar general.

9) Para prevenir la hepatitis A, además de la vacunación (inaccesible debido al costo y a que el Gobierno no la incluye en el esquema de inmunizaciones), se recomienda no comer alimentos crudos en la calle. Es decir, nada de ensaladas ni de cocteles de mariscos, por ejemplo.

10) El lavado de las manos es una regla de oro, aunque sea con poca agua: hay que hacerlo, al menos, antes de comer y después de ir al baño.