Joel García: Necesitamos el juicio. No hay un solo testigo que pueda acusar a Juan Requesens

José Gregorio Yépez

A dos años de la detención del dirigente político su abogado señala que en este momento se encuentra secuestrado, porque según su percepción todo el proceso ha asido irregular

Joel García, abogado defensor de Juan Requesens, asegura que son los más interesados en llevar adelante el juicio que se le sigue al diputado, porque asegura que no existe “ninguna posibilidad de que se pueda demostrar que mi defendido participó o tuvo conocimiento previo de los hechos del 4 de agosto de 2018”.

“Necesitamos el juicio para develar la farsa. No hay un solo testigo que pueda acusar a Juan Requesens”.

Hoy se cumplen dos años de la detención del dirigente político y ayer fue convocada una audiencia que fue suspendida y diferida para próximo martes 11 de agosto.

Nos pusimos en contacto con Joel García, con quien conversamos en dos tiempos. Logramos la conexión vía telefonía celular y luego pudimos completar algunos puntos vía Zoom.

En tiempos de pandemia, la primera pregunta tenía que orientarse a la salud de este preso político emblemático.

“Según la última llamada que le han permitido hacer que fue el miércoles pasado señaló que estaba bien. Sin síntomas de COVID-19. Recuerda que esas son llamadas supervisadas, escuchadas y muchas los reclusos obvian detalles para evitarse problemas”.

-¿Señaló si algunos de los otros presos tenían síntomas?

-Hemos sabido de familiares que presos que reportan la pérdida del gusto y del olfato. Existe una preocupación por las condiciones precarias en que se encuentran los reclusos sin servicios básicos y una asistencia médica casi inexistente.

-¿Por qué fue diferida a audiencia de hoy?

-Porque no hubo el traslado de los presos a los tribunales. Nos convocaron para las dos de la tarde y nos pidieron estar hacia el mediodía. Estuvimos desde las 11 de la mañana hasta las cinco y veinte minutos cuando nos informaron el diferimiento de la audiencia.

-¿Sobre quien recae la responsabilidad del diferimiento?

-En un país normal los jueces mandan. Cuando dan una orden se cumple, pero acá son los órganos policiales que deciden si quieren o no trasladar a un recluso. La juez es la autoridad, pero no manda.

-¿Desde cuándo no ve a su defendido?

-Desde el 8 de marzo, cuando tuvimos la anterior audiencia. Allí incluso pedimos que se le trasladara a un centro médico, porque tenía problemas respiratorios y no lo concedieron. Luego pedimos el 14 de marzo y tampoco. Gracias a Dios ese episodio ya lo superó.

-¿Cuál es la estrategia en un juicio que señala ha sido tan demorado?

-Nosotros seguimos insistiendo en que se haga el juicio. El martes iremos a la audienca. Necesitamos el juicio para develar la farsa. Te insisto: No hay un testigo que pueda probar nada, ni señalar nada en contra de Juan Requesens.

García señala que el dirigente político “no está preso, está secuestrado”.

Enumera las irregularidades en el proceso de detención, al no haberse cubierto los procedimientos como el antejuicio de mérito y el allanamiento de la inmunidad parlamentaria.

Por otra parte indica que no se ha permitido que se de produzca un juicio oral y público, ya que se impide, “desde ante de la pandemia el acceso a la sala”.