El economista y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente sostiene que la política agresiva de los Estados Unidos es responsable de la caída de por lo menos un millón de barriles diarios

Jesús Faría es un militante del chavismo probado en distintos terrenos. Viceministro del Trabajo, Ministro de Finanzas, de Inversión Extranjera, ha sido diputado a la Asamblea Nacional y ahora es miembro de la Asamblea Nacional Constituyene.

Es economista con estudios en Alemania. Es un hombre de izquierda con abolengo. Es hijo del dirigente comunista Jesús Faría, líder sindical de la primera huelga petrolera que se hizo en el país.

Nos recibe en su oficina ubicada en centro de Caracas donde transcurre esta entrevista.

-¿Cuál es la percepción que tiene sobre la Mesa de Diálogo Nacional de la Casa Amarilla?

-El diálogo es una necesidad nacional y todos los que quieran incorporarse son bienvenidos, nadie está excluido. Quienes dieron por muerto el diálogo, también tienen las puertas abiertas. Hay que garantizar la paz y recuperar la economía. Es fundamental es un aporte ara la paz, entendiendo por debate métodos de convivencia pacífica. Este país, la nación es patrimonio de todos. Eso contribuye a ese objetivo y estos partidos están dispuestos es bienvenido.

-Pero no están todos los sectores opositores

-La inmensa mayoría del pueblo venezolano no solo está de acuerdo sino que aplaude y está sintonía con la negociación. Lo que digan unas voces altisonantes y trasnochadas no nos enferma. Es parte de la vida democrática el país. Quienes se marginen quedarán excluidos. Resultado de sus torpezas

-Esa es la mayoría de la oposición según la proporción de representatividad que hay en la Asamblea Nacional.

-Ese es uno de los argumentos para descalificar la mesa nacional por ser una fuerza minoritaria. Pero cuando vemos manifestaciones ridículamente escuálidas, ponemos en duda que sean la mayoría. En Bello Monte epicentro de hechos concretos de oposición fueron incapaces de movilizar su fuerza.

-Pero esos son números concretos.

-La política tiene su propia dinámica. En su momento obtuvieron la mayoría. Eso fue hace cuatro años. Eso no es un cheque en blanco y los tiempos cambian y a veces dramáticamente. No se puede vivir de las glorias pasadas. En la oposición están dándose cambios en la correlación de fuerzas. Esa no es la mayoría de la Oposición. El partido que más tiene aceptación es del 5%. Ellos no le llegan cerca del Psuv. Están jodidos.

El PSUV vive de sus glorias pasadas. El argumento es el mismo.

-Nosotros hemos tenido victorias muy grandes como las elecciones de los gobernadores. Hemos tenido grandes votaciones en medio de unas condiciones adversas, carestía, escasez grave, sanciones graves y aun así tuvimos seis millones de votos.

-No son todos los que tienen carnet de la patria, ni la militancia que se dice tiene el partido.

-No todos los que tienen el vcarnet de la patria tienen que votar por el chavismo, esa no es la cuenta. ¿Que nos afectó? Que ellos no se movilizaron y eso desestimuló la votación de los nuestros.

-¿Y ahora… sí están activos?

-Obtuvimos seis millones de votos. Pero además tenemos una estructura con 14.200 organizaciones de base, 50.000 jefes de comunidades y 295.000 jefes de calle, ese es un ejercito invencible.

-Pero se ponen en duda esas cifras debido a que el CNE es considerado favorable al chavismo.

-Siempre cantar fraude es una opción para demeritar los procesos. Es una estratagema. Siempre dicen que hay fraude y jamás lo han logrado demostrar. No hay fraude que soporte una mayoría de ese tamaño. No participan porque no son mayoría, y por eso no reconocen al chavismo. Ellos no tienen un ADN democrático, no creen que a través de métodos democráticos se logren sus objetivos. Creen en el golpe de Estado y la invasión. Por eso esquivan las elecciones. Es un discurso para crear las condiciones para un ataque internacional. Ellos no tienen vocación democrática.

-Pero el chavismo asegura en su discurso “¡no volverán!” Eso no es democrático. Democracia es posibilidad de alternatividad.

-No se confunda una cosa con la otra. No se puede confundir el discurso apasionado con el comportamiento.

-Pero es lo que se sostiene y se alimenta en las bases.

-Nosotros hemos perdido y lo hemos reconocido. Y los reconocemos a ellos como una parte de la política del país, así ha sido.

-Mucha gente siente que están aferrados al poder.

-Nosotros hemos reconocido el mandato del pueblo venezolana cada vez que se ha manifestado. Y no lo vamos a desconocer. Pero estoy seguro, que el pueblo venezolano no daría el respaldo a una fuerza que está desconectada de los intereses del pueblo y la gente. Por eso decimos que nunca volverán porque no tienen cualidades éticas políticas, no lo decretamos nosotros, es el pueblo el que no los respalda.

-¿El chavismo entonces es infalible y las ha pegado todas? ¿En qué se han equivocado?

-¿En qué nos equivocamos? Claro que no hemos equivocado. Hemos sido autocríticos en el tema petrolero. Allí hubo manejos errados y de corrupción. El presidente Maduro ha asumido un discurso valiente. Asumieron el rescate de Pdvsa.

-¿Y nadie se dio cuenta de eso? Ramírez fue una de los ministros que más tiempo estuvo al frente, durante toda la gestión de Chávez e incluso de Maduro. Ahora… ¿es el único culpable?

-Tenemos un grupo importante de gerentes de Pdvsa que están presos.

-Uno de ellos murió en el Dgcim.

-Estamos haciendo una autocrítica en eso. Por eso no podemos atribuirle esos errores a la gestión actual de Pdvsa. Nos están bloqueando y con un cerco inmoral, e ilegal que una oposición miserable patrocina desde adentro.

-Entonces la culpa es exclusiva de las sanciones.

-La medida en agosto 2017 que prohibió el financimiento externo del país y la negociación de los bonos hace que tengamos una caída abrupta de los ingresos.

-¿Por qué? La producción viene cayendo hace tiempo.

-Las sanciones son responsables de la caída de un millón de barriles diarios. Tenemos 15.000 millones de dólares menos para medicinas insumos, maquinarias.

-¿Es decir que sin sanciones no tendríamos problemas?

-Tendríamos problemas. Pero no estos tan graves. Las sanciones que ahora actúan extraterritorialmente son el principal factor que impide el crecimiento de la economía y la estabilidad política. Trump  se propuesto golpear la economía porque así cree debilita al Gobierno.

-¿No lo ha logrado?

-La tragedia nuestra es tener una oposición asquerosa que aplaude y promueve esta política. Así no podemos crecer porque no hay acceso al financiamiento. Los problemas que venían de antes son incomparablemente menores. En este momento no podemos actuar des de punto de vista comercial. Cuando fui ministro a los banqueros los presionaban y les decían que trabajaran con cuentas del Gobierno. Esto no se diseño de un día para otro. El 95% de las divisas vienen del petróleo y tenemos cercada toda su actividad desde lo operativo hasta lo financiero. Esto no es nuevo a Chile le pasó y los gobiernos que no son le son cómodos al imperialismo. Cuba tiene 60 años de bloqueo. Le aplican sanciones hasta Rusia.

-Estados Unidos habla de sanciones contra violadores de derechos humanos, corruptos y narcotraficantes.

-Las sanciones no son contra personas, si así fuera no generaran un desastre en nuestra economía. El que invierta en oro le quitan todo en todos Estados Unidos. El país no puede tener cuentas porque sancionan a los bancos. Pierdes tus cuentas. Te roban Citgo. No compran más y son 11.000 millones de dólares. Eso es un crimen. No son medidas contra mí, contra Diosdado o cualquier dirigente de la revolución. Impactan al país. La gente lo entiende. Por eso no hay una rebelión social.

-Hay quienes sostienen que no se produce porque hay un férreo control social.

-Eso es mentira, eso es injustificable. Eso se hace cuando un liderazgo. No es control social. Son unos miserables que subestiman al pueblo. Eso es política social con vivienda, educación, alimentación asistencia. Claro que una acción política de este tipo genera adhesiones y respaldo. Esos miserables son una fuerza política fracasada. Han llamado a hambrear al pueblo y respaldan las sanciones. Frente a eso damos asistencia a los sectores vulnerables.

-¿Cómo se gana la guerra económica?

-El diálogo es importante. Los cuatro jinetes dijeron que jamás negociarían con el Gobierno. Y mucho menos con Maduro. Y se sentaron. Se sentaron porque fueron derrotados de las fuerzas del chavismo.

-¿Pero el chavismo se paró de la mesa de Barbados?

-Pero no de manera definitiva. Ellos se sientan porque es una orden y se levantan porque es una orden. Lo hicieron para lavarse la cara. Los gringos negocian solo cando los derrotan. Los vamos a llevar a ese escenario, donde sientan que la única posibilidad es por vía pacífica. Los que están aquí son sus títeres, la negociación es con sus amos.

-Insisto… ¿Cómo ganamos la guerra económica?

-O me rindo o peleo. Vamos a pelear. Reconocemos que tenemos fallas, pero las vamos corrigiendo. El actor privado no cambió y el Estado tampoco y eso debe sufrir una transformación, para recuperar de la producción petrolera. Mayores ingresos petroleros podemos generar las condiciones para generar inversión en las otras áreas vitales.

-¿Qué debe resolverse para salir de la grave crisis que existe?

-El principal problema está en el déficit de divisas. La idea recuperar la industria petrolera. Se irá produciendo una recuperación positiva. Se puede hacer. Un punto fundamental. Lo otro es diálogo nacional, que genera las expectativas necesarias para generar las condiciones den confianza y derrotar a esos factores que se asocian con paramilitares como Los Rastrojos.