La ruta electoral que propone la organización comienza con las parlamentarias, pasa por el revocatorio y llega a las elecciones de gobernadores y alcaldes

El mantra de Alianza Centro es “elecciones, elecciones, elecciones”. No porque crea que hay condiciones para votar en Venezuela, sino porque no ve otro camino posible. César Mogollón, coordinador nacional, y Anddy Nieves, coordinador en Carabobo, insisten en que la ruta es participar en las elecciones parlamentarias, activar el referéndum revocatorio y continuar con los comicios de gobernadores y alcaldes.

Con este recorrido, afirman, se puede lograr la salida del poder, pacíficamente, del mandatario Nicolás Maduro. No ven otra vía.

“Al gobierno no le puedes plantear que le vas a poner el chaleco naranja y lo vas a llevar a Guantánamo, porque así se aferra al poder”, expone Mogollón. Si no generas las condiciones mínimas para que ellos salgan, no se van a ir.

Las parlamentarias son un punto de inicio de la transición política, afirma César Mogollón. Foto: Alonso Calatrava Rumbos

Si es por condiciones, afirma Nieves, nunca las ha habido para quienes se oponen al proyecto político. Las de hoy “son mejores que las de 2015”, alega. “En 2015 había cuatro rectores del PSUV, y hoy son tres y dos”.

El del Parlamento, en la ruta diseñada por Alianza Centro, “es un escenario importante, porque en 2021 esta nueva AN debe nombrar un CNE, porque este CNE termina el 5 de enero. También debe nombrar el TSJ, el contralor, el fiscal y el defensor del pueblo”, señala Nieves. “Si no participamos en esta AN dejamos el camino abierto para que sea el PSUV el que nombre estas autoridades”.

-¿No están convalidando el proceso y las irregularidades que se han denunciado?

-No estamos convalidando nada. Debemos luchar. Los venezolanos debemos entender que el gobierno no nos va a dar las condiciones que queramos, no se va a plegar a la ley electoral ni a la Constitución. En ese escenario, y con un gobierno con 80% de rechazo, todos los factores que nos oponemos podemos ganar estas elecciones.

En la ruta electoral, explica César Mogollón, las parlamentarias son un punto de inicio de transición política en las instituciones del Estado. Las regionales y municipales también permitirán estar conectados con la realidad de los venezolanos. En su opinión, la dirigencia nacional de los partidos está aislada de la realidad política y social de las regiones. A las personas que están cocinando a leña y buscan la leña día a día no les interesa el PSUV o la unidad, sino cómo se resuelven los problemas.

Como el CNE no les respondió ni sí ni no a su aspiración de registrarse como partido o como movimiento de electores, están conversando con organizaciones políticas para incluir dirigentes de Alianza Centro en sus tarjetas, especialmente en los estados Aragua, Carabobo, Táchira y Mérida. “Si vamos divididos el gobierno obtendrá la mayoría en la AN”, sostiene.

El pasado 9 de agosto cumplieron un año de existencia, y ratificaron el sendero que quieren recorrer: con el músculo ganado en las parlamentarias organizar un equipo nacional que convoque el revocatorio presidencial y trabajar en liderazgos para gobernaciones y alcaldías. “La idea es participar en todos los procesos electorales”, enfatizan. Su mensaje es de reconciliación y de perdón con justicia. “Hay que estar preparados para una transición en la que van a estar el chavismo y la oposición”.

En este momento, juzga Nieves, el gobierno está en una situación crítica, presionado internacionalmente. “Al gobierno no le conviene ganar las elecciones parlamentarias con una mayoría”, expone.

Para los dirigentes el peor enemigo de la oposición es la propia oposición, más que Maduro. “Hay que construir una unión de propósitos entre quienes estamos en contra de Nicolás y su gobierno”. Desde este momento hasta el revocatorio hay que aglutinar fuerzas y construir una narrativa discursiva que una a los factores que se oponen al gobierno, aseveran. No descartan un referéndum consultivo para que el pueblo decida si quiere una megaelección y que todos los cargos sean sometidos al escrutinio de la gente.


“Al gobierno no le conviene ganar las elecciones parlamentarias con una mayoría”, expone Anddy Nieves. Foto: Alonso Calatrava Rumbos

En cuanto a la agenda legislativa, Anddy Nieves remarca que la nueva AN debe trabajar por leyes que realmente beneficien al ciudadano. Por ejemplo, una ley que permita que la ONU o la FAO puedan administrar los fondos retenidos por las sanciones. Estima que es necesario destrancar el juego para ayudar a quienes sufren las consecuencias, que a su juicio no son Maduro ni Juan Guaidó.

Otro aspecto es la reforma de la Carta Magna para poder tener un salario en dólares, agrega.

Para César Mogollón es perentorio reformar las leyes de participación ciudadana, para que sean realmente incluyentes y no se limiten a hablar sobre socialismo. En el área económica hay que regularizar el sistema de tributos y urge darle oxígeno al sector comercial, para apoyar y acompañar al comerciante “que termina siendo el último eslabón y el primer pez que pescan las instituciones”.

Alonso Calatrava Rumbos

Alianza Centro evalúa que el comunicado de la Cobferencia Episcopal Venezolana (CEV) no da lugar a dobles interpretaciones. “Nos dice a los políticos que reflexionemos, que veamos por qué estamos fallando y que presentemos al país una estrategia clara de lucha”. La de Alianza Centro es la ruta electoral, reiteran. Quienes dicen que no se vote no plantean la estrategia ni cómo llegar al quiebre de la coalición dominante, comenta Nieves.

Los obispos “les dieron un jalón de orejas a los sectores políticos del país”, expresa Mogollón, y ese es el rol de la Iglesia: reconciliar y buscar puntos en común.