Con más de 100 mil personas que han llenado el coso artístico de la Quinta Vergara y una audiencia calculada en 250 mil personas que sintonizaron los 6 días de festival, este viernes clausura la 60 edición del evento

El copresentador del Festival de Viña del Mar, Martín Cárcamo, explicó a EFE que “el público manda” en este evento y que es su “verdadero jefe” en relación a los miles de espectadores que durante esta semana han llenado el anfiteatro de la Quinta Vergara.

“El Monstruo”, que se cita cada noche para ver a los cantantes que desfilan durante la 60ª edición, es el apodo con el que desde hace años se conoce a las personas que cada noche ocupan los casi 15.000 asientos de las gradas, por su forma implacable de echar con silbidos a un cantante o comediante si no es de su agrado.

El público es el corazón y la esencia de este festival. En otras partes del mundo no se manifiesta como en Viña. Hay espacio para todo, pero el público, que cada noche cambia y es impredecible, finalmente decide”, afirmó Cárcamo.

Tras años sin aparecer, “el Monstruo” echó el pasado martes, a base de abucheos y gritos, a la cómica Jani Dueñas, quien tuvo que acabar de forma abrupta sus chistes relacionados con la maternidad, el feminismo y la sexualidad ante los insistentes silbidos del público.

Los presentadores del Festival Internacional de Viña del Mar, María Luisa Godoy y Martín Cárcamo

Cárcamo, nacido en la ciudad que da nombre a este festival, es presentador por primera vez, junto a María Luisa Godoy, de la gala de televisión que este año está batiendo récords de audiencia gracias a una triple alianza de dos canales nacionales –Canal 13 y Televisión Nacional de Chile– y uno internacional –Fox-.

“Estamos llegando a más 250 millones de personas”, afirmó el copresentador, quien es consciente de que hay un gran público más allá del de la Quinta Vergara.

Para los chilenos puede resultar extraño ver juntos a estos dos rostros televisivos que suelen competir en los programas matinales que ambos dirigen a diario en distintos canales.

Según Cárcamo, en su sexagésima edición “el Festival ha evolucionando mucho” en la presentación de sus galas.

“La tecnología nos permite no solo llegar a la mayor cantidad de gente de la historia, sino que además tenemos una escenografía (…) con un gran escenario que se puede desmontar en dos minutos como hicimos con los 70 músicos que Raphael puso el lunes en escena”, agregó.

Otro de los avances que se ha visto en estos años es la incorporación de las redes sociales, que están jugando un importante papel para revitalizar la competencia folclórica e internacional, el concurso que reúne a jóvenes cantantes chilenos y de la región que presentan sus canciones al gran público.

“Este año hay más de 2.200.000 personas que han votado (a través de la aplicación del Festival) en la competencia nacional e internacional, que muchas veces es un momento complejo de la gala porque se realiza entre las dos actuaciones de los grandes artistas invitados. Pero este año está teniendo altísimo nivel de audiencia, llegando hasta 28 puntos de sintonía”, aseguró Cárcamo.

El Festival de Viña del Mar, que se realiza siempre la última semana de febrero, mantiene a gran parte del país pegada a sus televisores y esta edición está logrando audiencias “históricas” que sobrepasan el 45% de televisores chilenos conectados a este evento musical, calificado como el más grande de América Latina por su duración de seis días consecutivos.

La sexagésima edición del Festival de Viña del Mar, que se inició el domingo pasado y concluirá este viernes, ha contando con la presencia de artistas como los Backstreet Boys, Marc Anthony, David Bisbal, Becky G y Bad Bunny.