La cinta del mexicano Alfonso Cuarón sigue sumando reconocimientos, la industria cinematográfica iberoamericana premió también a Antonio de la Torre como mejor actor y a Ana Brun, como mejor actriz. La estatuilla a la mejor serie de televisión fue para “Arde Madrid”

Tras triunfar en los Óscar, los Bafta y los Goya, este domingo, 12 de mayo, la industria iberoamericana de cine encumbró Roma, del mexicano Alfonso Cuarón, con cinco Premios Platino, incluidos el de mejor película y mejor director.

Todo permitía presagiar que ésta sería otra noche dulce para la película mexicana, pues partía como gran favorita con nueve nominaciones y no defraudó al llevarse cinco estatuillas durante la VI edición de los Premios Platino del cine iberoamericano, celebrada, por segundo año consecutivo, en la Riviera Maya, en el Caribe mexicano.

Además de ser considerada la mejor película iberoamericana del año y de reconocer la labor de Cuarón como mejor director, el filme se llevó también los Platino a mejor guión, mejor dirección de fotografía y mejor dirección de sonido.

Aunque Cuarón no asistió a la gala, el productor Nicolás Celis agradeció el premio a mejor película en su nombre y exclamó: “Viva el cine, viva México y mucho más cine de calidad para todos”.

Roma, una película autobiográfica de Cuarón, retrata la vida de una familia de clase media del México de la década de 1970 y la relación que tiene con su empleada del hogar, Cleo, una mujer indígena interpretada por la aclamada Yalitza Aparicio.

La obra de Cuarón ganó este año los Óscar a mejor película extranjera, mejor fotografía y mejor dirección, consolidando el éxito de los directores mexicanos en los premios estadounidenses.

Además, hizo historia al ser nominada por la academia de Hollywood tanto a mejor película como a mejor película extranjera, y abrió, según expertos gracias a la interpretación magistral de Aparicio, un fuerte debate respecto al papel de los indígenas en la sociedad mexicana .

Sin embargo, ni Yalitza Aparicio ni Marina de Tavira, ambas nominadas a mejor actriz por Roma, se llevaron la estatuilla, que fue a parar a manos de la paraguaya Ana Brun por su participación en Las herederas.

Brun, que estaba retirada de los escenarios, ganó por esta película el Oso de Plata a la mejor actriz en la Berlinale y le ha supuesto un salto al estrellato tras un trayectoria centrada sobre todo en el teatro.

Esta película dirigida por Marcelo Martinessi relata la historia de dos mujeres descendientes de familias adineradas que comienzan a perder su fortuna y se ven envueltas en un fraude.

Al recoger la estatuilla, la paraguaya dedicó el galardón a los actores y productores de su país que trabajan “con pocos recursos pero con mucho talento”.

España también dejó una profunda huella a esta edición de los Platino con el premio a mejor actor para Antonio de la Torre, protagonista de El reino, y a la mejor serie de televisión, que fue para Arde Madrid, de Paco León y Anna R. Costa.

“Es la tercera vez que vengo a México, espero que haya más y que sea a trabajar”, dijo De la Torre al recoger la estatuilla, para terminar con “Viva Iberoamérica”.

Previamente, en la alfombra roja, el actor español explicó a Efe que La noche de 12 años, que también protagoniza y aborda la represión que sufrió Pepe Mujica durante la dictadura uruguaya, es “una historia universal” porque habla de “cosas profundas del ser humano”.

Arde Madrid, que narra la vida de la actriz Ava Gardner durante su residencia en la capital española en los años 60, batió a una gran rival, la exitosa comedia mexicana La casa de las flores.

“Este proyecto ha sido duro e intenso pero también gratificante. Gracias a Movistar+, esto demuestra que hay vida después de Netflix”, dijo Paco León, codirector de la serie.

México sí se llevó las estatuillas a mejores interpretaciones de teleserie, que fueron para Diego Luna, de Narcos: México, y para Cecilia Suárez, de La casa de las flores, que también era la presentadora de la gala junto al español Santiago Segura.

El filme Campeones, premio Goya a mejor película este año, se llevó el Premio Platino Educación en Valores por abordar las discapacidades intelectuales, mientras que el mejor documental fue para la tambiñen española El silencio de los otros, sobre la lucha por la justicia de las víctimas del franquismo.

El galardón a mejor película de animación cayó en manos de la española Un día más con vida, dirigida por Raúl de la Fuente, mientras que los galardones a la mejor música original y dirección de montaje fueron para las también españolas Yuli y El Reino.

Uno de los momentos más emotivos de la noche fue cuando el actor mexicano Tenoch Huerta emocionó a Yalitza Aparicio al ofrecerle una dalia como muestra de su admiración.

El cantante español Raphael, recibió el Premio Platino de Honor por su trayectoria artística desde los años 60 Foto/EFE

Acto seguido, ambos actores pidieron que los asistentes se diesen la mano en alto como símbolo de compañerismo entre los hombres y las mujeres involucradas en el mundo del cine.

Sólo Raphael, ganador del Premio Platino de Honor por su trayectoria artística desde los años 1960, hizo que el público se levantara de sus asientos cuando interpretó el mítico Yo soy aquel para convertir el evento en su “gran noche”