La distribuidora rusa de la autobiografía de Elton Jhonn admitió haber cortado varias escenas de la película. Por su parte, la sala Apollo Cinemas Samoa señaló que “por problemas de censura” se han visto obligados a cancelar su proyección

La Biopic de Elton Jhonn, Rocketman, fue censurada en Rusia y la isla de Samoa por incluir escenas de sexo homosexual y consumo de drogas.

La distribuidora rusa de la película admitió haber cortado varias escenas, mientras que en Samoa fue prohibida su reproducción, reseñaron medios locales.

“Hemos introducido cambios en la película para que vaya en consonancia con la legislación rusa”, explicó un portavoz de la distribuidora Central Partnership a la agencia RIA Nóvosti. Críticos y espectadores denunciaron el caso de censura tras asistir en el cine Oktiabr en Moscú al preestreno de la cinta.

El ministro de Cultura, Vladímir Medinski, negó que su cartera tenga algo que ver con la censura y recordó que esas decisiones las toma “siempre” la compañía distribuidora. “Nosotros no cortamos nada…Si usted se imagina al ministerio de Cultura como una organización que corta toda la cinta con una tijera en la mano, esa es una idea falsa. Nosotros tenemos otras funciones”, respondió.

En los últimos años Rusia ha censurado varias películas como Fiesta, una comedia negra sobre el bloqueo de Leningrado, y la británica La muerte de Stalin. Para combatir la propaganda de Hollywood, Rusia ha fomentado en los últimos años películas patrióticas sobre la segunda guerra mundial, la conquista del espacio o los hitos de sus leyendas deportistas.

Por su parte, la sala Apollo Cinemas Samoa, en Apia, señaló que “por problemas de censura” se han visto obligados a cancelar la película, en un comunicado publicado en las redes sociales.

Los miembros de la comunidad samoana fa’afafine, conocidos como el tercer sexo según la tradición Polinesia, expresaron su “decepción” por la medida, que recoge el portal del Asia Pacific Report.

Rocketman es la segunda película que se censura en Samoa desde que prohibió Milk en 2009, una cinta que se basaba en la vida del activista por los derechos homosexuales Harvey Milk.

“El poder de la iglesia se ha traducido en la censura de la celebración del arte. Hay asuntos más importantes en los que debemos centrarnos como la violencia de género”, dijo Tuisina Ymania Brown, cosecretaria general de una organización internacional LGTB (ILGA; siglas en inglés) desde Ginebra.

El año pasado, Samoa, que según los datos del último censo el 98 % de sus 200.000 habitantes profesan diferentes formas de cristianismo, enmendó su Constitución para declararse el primer Estado confesional del Pacífico al añadir en la Carta Magna que “es una nación cristiana fundada por Dios padre, hijo y espíritu santo”.

Además de Samoa, Egipto ha prohibido la película, mientras que Rusia recortó algunas escenas de Rocketman, interpretada por el actor británico Taron Egerton, conocido por la saga de acción y comedia Kingsman, y dirigida por su compatriota Dexter Fletcher.