Wall Street abrió este jueves en zona roja y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba un 0,86 %, después de que los inversores hayan visto que el Banco Central Europeo recortó su pronóstico de crecimiento para 2019 y anunciase una nueva ronda de estímulos para los bancos.


Wall Street arrancó la sesión con pérdidas por la sensibilidad de los inversores a toda información que señale una desaceleración económica.

Las acciones cayeron después de que el Banco Central Europeo recortara su pronóstico de crecimiento económico para 2019 y anunciase una nueva ronda de estímulos para ayudar a los bancos de la región, lo que avivó las preocupaciones sobre la economía mundial.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que el Banco Central recortó su estimación de crecimiento a 1,1 %, por debajo del pronóstico de expansión de 1.7 % publicado en diciembre.

El BCE también dijo que su nuevo programa de estímulo para operaciones de financiación a plazo más largo comenzará en septiembre y se extenderá hasta marzo de 2021.

En este contexto, la gran mayoría de las 30 empresas cotizadas del Dow Jones presentaban pérdidas, entre las que destacaban Goldman Sachs (-2,06), DowDuPont (-2,04 %), Caterpillar (-1,54 %), UnitedTechnologies (-1,82 %) o Walgreens Boots (0,28 %).

En zona verde sólo había dos corporativas en el arranque de la sesión: Verizon (0,68 %) y Exxon Mobil (0,22 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas ascendía hasta 56,45 dólares el barril, el oro retrocedía a 1.284,60 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años bajaba al 2,65 % y el dólar ganaba terreno ante el euro, con un cambio de 1,123. EFE