El canciller, Néstor Popolizio, dijo que la apertura de mercados y el libre comercio han sido unos de los principales “motores” del fuerte crecimiento económico sostenido de la nación

El Gobierno peruano se reafirmó este viernes en el libre comercio, el multilateralismo, la integración regional, el fortalecimiento democrático y la lucha constante contra la corrupción frente al proteccionismo, el populismo y el autoritarismo en un mundo y una economía globalizados.

El liberalismo ya no guía con claridad la acción de Estados Unidos, sino que su discurso es “populista y proteccionista”, describió el ministro peruano de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio.

El diplomático intervino en el foro “Perú en la agenda global”, organizado en Madrid por el diario El País, en colaboración con las empresas Ferrovial y Telefónica, en presencia de embajadores, empresarios y el secretario de Estado de Cooperación Internacional de España, Juan Pablo de Laiglesia.

El canciller y el presidente peruano, Martín Vizcarra, participan en distintas actividades en España. Foto: EFE.

Por el contrario, dijo el ministro, la apertura de mercados y el libre comercio han sido unos de los principales “motores” del fuerte crecimiento económico sostenido peruano, de su expansión exportadora y de inversiones extranjeras.

Entre las bases, destacó como estratégica la integración regional, tanto andina como en la Alianza del Pacífico y con el Mercosur, para el desarrollo sostenible en beneficio de los ciudadanos.

También citó los acuerdos de libre comercio con 50 países socios, que ha permitido quintuplicar sus exportaciones los últimos años.

Uno de los ejes del Gobierno es que los pequeños productores perciban las ventajas de todo ello y los ciudadanos sientan que mejora su vida, además de una mayor atención a la innovación tecnológica y la inclusión de género. Aún así, reconoció que la economía informal es aun del 70 %.

Relaciones con España

Sobre España, destacó una relación bilateral “magnífica”, pues sigue siendo el primer inversor internacional y su primer socio comercial de la Unión Europea (UE).

Con motivo de la reciente visita del presidente de Perú, Martín Vizcarra, valoró el acuerdo por el que España aportará un promedio de 18 millones de euros anuales en cooperación entre 2019 y 2022.

A pesar del crecimiento de las clases medias, siguen los “bolsones de pobreza”, justificó el ministro.

En cuanto a las inversiones españolas, apuntó que podrían crecer de manera “notable” cuando se termine de negociar un acuerdo sobre doble imposición, y reiteró que Perú ofrece estabilidad y seguridad jurídica.

Apuntó que están siendo “reiniciados paulatinamente”, caso por caso, los proyectos paralizados por el caso de corrupción Odebrecht, y hay campo para las inversión de empresas españolas en todos los sectores que contribuyan al desarrollo del Perú.