El Indicador de Perspectivas del Comercio Mundial que elabora trimestralmente la Organización Mundial del Comercio (OMC), mostró su cifra más baja en nueve años y la previsión de que los intercambios globales continuarán contrayéndose en este primer trimestre de 2019.

La OMC situó el indicador -que por encima de 100 muestra expansión del comercio y por debajo indica contracción- en 96,3 puntos, la peor cifra desde marzo de 2010 y 2,3 puntos menos que en el último dato de noviembre de 2018 (98,6).

El índice se elabora midiendo las tendencias de siete variables, desde la venta de automóviles hasta las exportaciones, el transporte aéreo de carga, las evoluciones de los componentes electrónicos o los productos agrícolas, y todos mostraron contracción salvo el transporte marítimo de contenedores y el volumen de comercio total.


“La sostenida pérdida de ritmo refleja la urgencia de reducir las tensiones comerciales, que junto a los riesgos políticos y la volatilidad financiera pueden anticipar una desaceleración económica más amplia”, alertó la OMC.


La organización preveé que el comercio mundial se reduzca un 3,7% en 2019, dos décimas menos que en 2018, “y las estimaciones podrían revisarse hacia abajo si las condiciones de los intercambios continúan deteriorándose”.