Los pagos electrónicos son una opción cada vez más eficaz y utilizada por los usuarios que no tienen acceso al sistema financiero tradicional

Las cuentas de dinero móvil registradas alcanzaron a finales de 2018 los 866 millones de dólares en 90 países, un 20% más que en 2017, según el último informe realizado por GSMA, la asociación que organiza el Congreso Mundial de Móviles (MWC).

Dicho informe concluye que en 2018 la industria del dinero móvil procesó transacciones por valor de unos 1.300 millones de dólares estadounidenses al día, de forma que las transacciones digitales tienen ya una tasa de crecimiento que dobla a la experimentada por las transacciones en efectivo.

“Nuestro estudio revela que, para las personas más vulnerables del mundo, los beneficios del dinero móvil son reales y amplios”, destacó Mats Granryd, director general de GSMA, que ha recordado que los pagos electrónicos son una opción cada vez más eficaz para los ciudadanos que no tienen acceso al sistema financiero tradicional.

“La industria del dinero móvil está avanzando rápidamente en un contexto de creciente acceso a Internet y de adopción de teléfonos inteligentes y ahora, más que nunca, la incomparable escala mundial de los móviles ofrece una oportunidad extraordinaria para llegar a los 1.700 millones de personas que siguen estando excluidas desde el punto de vista financiero”, añadió este directivo de la GSMA.