El BCE decidió este jueves posponer la primera subida de los tipos de interés desde 2011 hasta finales de este año debido al debilitamiento económico del área

El Banco Central Europeo (BCE) revisó este jueves a la baja seis décimas las previsiones de crecimiento de la zona euro en 2019, hasta 1,1 %, (1,7 % previsto en diciembre).

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en rueda de prensa que la entidad también baja los pronósticos de crecimiento para el 2020 una décima hasta 1,6 % (1,7 % en diciembre) y mantiene los del 2021 en 1,5 %.

El debilitamiento de la economía de la zona del euro también ha llevado al personal del BCE a revisar a la baja sus pronósticos de inflación, pero en menor medida.

Ahora prevé una inflación de 1,2 % en 2019 (1,6 % en diciembre) de 1,5 % en 2020 (1,7 % en diciembre) y de 1,6 % en 2021 (1,8 %).

Draghi explicó que el Consejo de Gobierno tomó las decisiones de forma unánime. El aumento de los salarios tardará más tiempo en pasar a los precios de consumo por lo que la inflación va a subir más lentamente.

El BCE decidió también posponer la primera subida de los tipos de interés desde 2011 hasta finales de 2019 debido al debilitamiento económico del área.

El presidente del BCE presentó las proyecciones. Foto: EFE.

La entidad mantiene los tipos de interés de referencia y dijo que los dejará ahí hasta finales de 2019, más tiempo del que había comunicado hasta ahora, que era hasta después del verano.

El BCE continuará prestando semanalmente a los bancos a 0 %, les seguirá cobrando 0,4 % por el exceso de sus reservas a un día (facilidad marginal de depósito) y prestando a un día a 0,25 % (facilidad marginal de crédito).

“Aunque hay señales de que algunos factores nacionales idiosincráticos frenan el crecimiento comienzan a disminuir. El debilitamiento en los datos económicos apunta una moderación notable en el ritmo de expansión económica, que se extenderá a lo largo del año”, dijo Draghi.

El debilitamiento del ritmo de crecimiento ralentiza el ajuste de la inflación hasta el objetivo del BCE, que es una tasa algo por debajo de 2 %.