Consideró que las sanciones son una maniobra dl gobierno norteamericano para imponer aún más presión internacional y así causar efectos negativos

El constituyente David Paravisini, señaló que las sanciones impuestas por parte del Gobierno de Estados Unidos contra la empresa Citgo a Venezuela y el declarar a la nación como una amenaza a los intereses de EEUU constituyen acciones que van contra las relaciones económicas y financieras, con el sentido de igualmente mermar la producción petrolera.

“El declarar a Venezuela una amenaza para los intereses Estados Unidos es una acción que en sí misma que va en contra de las relaciones económicas y financieras porque produce un efecto y se hace con ese sentido”, remarcó el integrante de la Comisión de Economía Diversificada y Productiva de Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en entrevista este miércoles por Globovisión.

El también experto en políticas públicas energéticas dijo que EEUU pretende imponer en Venezuela un régimen político que le sea absolutamente servil y le permita dominio sobre los recursos naturales de la nación, sobre todo en el ámbito energético petrolero.

Asimismo repudió la confiscación ilegal de bienes y de activos de Venezuela en territorio estadounidense por ser “un acto de piratería porque no tiene ningún punto de apoyo legal, no existe en la legislación de EEUU”, dijo.

Paravisini insistió en que los ataques contra la empresa Citgo “obedecen a una guerra que está declarada, que va en una escalada”, por lo que el experto petrolero enfatizó: “Hay que preservar Pdvsa ante las acciones de guerra porque EEUU viene con socios locales a tratar de entregarle todas nuestras riquezas petroleras”.

También, recordó cómo antes de la llegada de la Revolución Bolivariana, dentro de Pdvsa se desarrolló una política asociada a los intereses trasnacionales de aumentar la producción petrolera para bajar los precios del petróleo, “vino una sobre explotación petrolera, con la intención de disminuir el ingreso en el ámbito mundial y hacer disminuir los ingresos.