En un comunicado, la asociación gremial rechazó los saqueos y los actos delictivos que se produjeron en distintas regiones del país

La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) condenó que hasta la fecha y, luego de transcurridos más de diez días del apagón nacional, “aún no hay justificación técnica alguna por parte de quienes administran tan vital servicio”.

En un comunicado, agregaron que las autoridades solo han dado una “explicación ‘de sabotaje’, con términos casi infantiles, que ofenden la inteligencia de los ciudadanos, por cuanto se traduce en declaraciones fútiles e insolentes, sobre una lamentable situación que cobró la vida de venezolanos en centros de salud, ante la imposibilidad de ofrecerles atención médica inmediata por carecer de plantas eléctricas e insumos necesarios”.

En el texto, reiteraron que para la industria manufacturera “fueron días aciagos, en los cuales se registraron pérdidas en la producción de alimentos e insumos básicos para la población, de activos para las empresas y el comercio, y de días de vida para todo un país”.

Además, condenaron enérgicamente la actuación de aquellos “conciudadanos” que desenfrenadamente se dieron a la lamentable tarea de devastar empresas.

“Su proceder delincuencial ha causado la ruina económica y social de las familias cuyas vidas estaban atadas a esas empresas, tanto en su condición de dueños, como de trabajadores”, expresaron.