Trump remarcó que cualquier acuerdo definitivo debería ser refrendado en un encuentro con su homólogo chino

Los aranceles impuestos por Estados Unidos a China seguirán en vigencia por un “período sustancial de tiempo” hasta que se garantice que Pekín cumple con el acuerdo comercial, actualmente en negociación entre ambas partes, informó este miércoles el presidente del país norteamericano, Donald Trump.

“No estamos hablando de retirarlos (los aranceles), estamos hablando de dejarlos por un periodo sustancial de tiempo porque tenemos que asegurarnos de que si llegamos a un acuerdo con China, China lo cumpla”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca antes de viajar al estado de Ohio.

“Ellos han tenido muchos problemas cumpliendo determinados acuerdos”, agregó.

A finales de febrero, Trump anunció un retraso en la subida de los aranceles prevista el 1 de marzo a centenares de importaciones chinas ante los “avances” alcanzados durante la última ronda de negociación comercial celebrada en Washington.

El plazo marcado por el propio mandatario suponía aumentar los gravámenes impuestos a productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares del 10% al 25%.

Pese a estos avances, Trump remarcó que cualquier acuerdo definitivo debería ser refrendado en un encuentro con su homólogo chino, Xi Jinping, algo que debió ocurrir durante este mes de marzo pero que se ha aplazado hasta nueva fecha, ante la complejidad de las negociaciones.

Washington pidió que el pacto incluya un mecanismo de revisión que garantice el cumplimiento de las condiciones acordadas.

Una delegación estadounidense, encabezada por Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, viajará la próxima semana viajará a Pekín.

Estados Unidos registra con China un notable déficit comercial, algo que Trump atribuye a lo que considera “injustas” prácticas del gigante asiático: exportó a China en 2017 productos por valor de 130.000 millones de dólares, mientras que las ventas del gigante asiático al mercado estadounidense ascendieron a 506.000 millones de dólares

La guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales ha generado inquietud y volatilidad en los mercados financieros internacionales.