El presidente de la Unión Agrícola y Ganadera de los Andes, Antonio Araujo, dijo que el robo, la matraca, secuestro y asesinatos marcaron a los productores

El presidente de la Union Agrícola y Ganadera de los Andes (Unagandes), Antonio Araujo, estima que en 70% se ubicó la caída vertical de la producción al cierre de 2020, de acuerdo con las estadísticas del sector agropecuario. 

Unagandes agrupa al eje productivo agrícola y ganadero del occidente del país con los estados Trujillo, Mérida, Táchira, Barinas, Portuguesa, Lara y Yaracuy. 

Explicó que durante los últimos 12 años, la producción del sector ha sido fuertemente golpeada por la ausencia de políticas públicas y de estímulos que impidieron un mínimo crecimiento porcentual.

Puentes entre la agricultura y la conservación para la seguridad  alimentaria – Agriculturers.com | Red de Especialistas en Agricultura

“La falta de protección del Estado venezolano atenta contra la seguridad personal y patrimonio de los productores que han sido víctimas de robo, amedrentamiento, extorsión, secuestro y asesinatos”, dijo Araujo. 

“A esto se suma la matraca del que son víctimas los transportistas y productores en los innumerables puntos de control por parte de la Guardia Nacional y otros organismos de Seguridad del Estado, que nada hacen contra los piratas de carretera”, denunció el presidente de Unagandes. 

Las TIC para mejorar la agricultura sustentable y la seguridad alimentaria

El dirigente empresarial criticó la política de importación de productos terminados y de materia prima, libre de aranceles, que entran sin control al mercado venezolano. 

“Esa política de importación sin aranceles arruina al productor venezolano y al mismo tiempo elimina miles de puestos de trabajo en toda la estructura económica del país”, agregó.

Indicó que a esta situación adversa se suma el problema por la falta de combustible, electricidad, telefonía, Internet, además el deterioro de las carreteras del país y falta de transporte.

Ganadería + agricultura = cada rubro como “potenciador” del otro

También la carencia de insumos agrotécnicos, semillas, fertilizantes, repuestos, maquinarias y vehículos atentan contra la producción agropecuaria.

“Para obtener estos requerimientos, los productores agropecuarios tienen que incursionar con divisas en el mercado internacional”, dijo. 

Araujo pidió al Gobierno rectificar su política agraria frente a una nación que cuenta con una riqueza agrícola de 35 millones de hectáreas productivas.

El dirigente empresarial alertó que la pandemia del COVID-19 seguirá afectando la economía venezolana por lo menos durante el primer semestre del 2021.