Los días de Solari estaban contados luego de caer contra el Barcelona en dos partidos consecutivos en el Estadio Bernabéu y de ser eliminado por el Ajax en octavos de la Champions tras perder 4-1 en casa la semana pasada

Este lunes, el Real Madrid anunció el retorno del exjugador y técnico francés, Zinedine Zidane, al banquillo merengue, nueve meses después de su renuncia y de dejar al club en lo más alto del fútbol europeo.

El Real Madrid, que atraviesa una grave crisis de resultados y que se quedó afuera de la Champions League perdiendo en la vuelta de octavos contra el Ajax (1-4), contrató los servicios de Zidane hasta el 30 de junio de 2022, teniendo como objetivo la reconstrucción de la ‘Casa Blanca’.

El regreso de Zidane se produce sólo nueve meses después de ganar su tercera ‘Champions’ consecutiva, un hito inédito hasta entonces, y lo hace con el fin de conducir al Real Madrid a una renovación de una plantilla que ha llegado a un final de ciclo tras unos exitosos años.

Pero su fidelidad al club madrileño y su amistad con el presidente Florentino Pérez han convencido a ‘Zizou’ de adelantar su regreso y hacerse cargo desde ya mismo de un equipo que lo ha perdido todo en la última semana, después de caer contra el Barcelona en dos partidos consecutivos en el Estadio Bernabéu (quedando prácticamente sin opciones en la Liga, a 12 puntos de los azulgrana, y fuera de la Copa del Rey) y de ser eliminado por el Ajax en octavos de la Champions tras perder 4-1 en casa la semana pasada… unos resultados que condenaron al argentino Santiago Solari.