Las nacionales supieron reponerse ante las adversidades y sacaron fuerzas luego de la larga travesía para llegar a Rosario, y empezar bien el torneo donde su meta principal es obtener la medalla de oro

Norisbeth Agudo y Gabriela Brito demostraron que llegaron a Rosario para competir en serio, ganando dos de los tres encuentros que disputaron en el inicio del voleibol de playa de los Juegos Suramericanos.

Las venezolanas cerraron la extensa y agotadora jornada, derrotando a la dupla de Uruguay con parciales de 21-10 y 21-16.

“Siempre es el objetivo para nosotras, sabemos que está duro porque Brasil vino con la segunda mejor dupla de ellos, pero vamos por ese oro”, declaró Agudo, luego de la jornada inaugural en las arenas de Rosario.

Con información de Espacio Olímpico