Los nacionales hicieron ajustes en su funcionamiento táctico para quedarse finalmente con la medalla de bronce

La selección masculina de balonmano de playa se quedó con el tercer lugar en los Juegos Suramericanos de Playa, al derrotar a Chile en el último encuentro.

“Queríamos la medalla de oro, lastimosamente no se nos dieron las cosas pero nos llevamos una medalla para Venezuela”, subrayó Wilmer Bracho.

Gracias a este logro la delegación nacional sigue sumando en el medallero de Rosario y se mantiene entre las cinco primeras posiciones.

Con información de Espacio Olímpico