El torneo fue concebido y desarrollado por las jugadoras del combinado de Estados Unidos. A través del movimiento ‘She Believes’ (Ella cree) tratan de inspirar a niñas y mujeres y las animan a cumplir sus metas y sus sueños, sean o no deportivos, a través de valores como el trabajo o la perseverancia

Pese a su corta historia, ya que el certamen fue creado en 2016, la ‘She Believes Cup’ es desde su origen un torneo de fútbol de referencia, ya que las selecciones invitadas por Estados Unidos figuran siempre entre las mejores del mundo.

La vigente campeona del mundo y líder de la clasificación de la FIFA ofreció en esta ocasión un lugar en el cartel de la ‘She Believes Cup’ a los combinados de Japón, Brasil e Inglaterra.

Su atractivo, por tanto, es innegable: a las Nadeshiko las doblegaron en la final de la Copa del Mundo de Canadá, en 2015; la ‘seleçao’ cuenta con Marta Vieira, considerada la mejor futbolista de la historia; y la escuadra inglesa aspira al éxito en el Mundial de este verano en Francia.

Las cuatro selecciones participantes en esta edición de la ‘She Believes Cup’ competirán en terreno galo por el cetro, lo que multiplica el interés de un torneo que se disputará en tres sedes (Chester, Nashville y Tampa) entre el 27 de febrero y el 5 de marzo con un formato de ‘todos contra todos’.

La selección de Estados Unidos afronta esta ‘She Believes Cup’ como defensora del título. Ganó también la edición inaugural de 2016. Francia, en cambio, triunfó en 2017.

El torneo fue concebido y desarrollado por las jugadoras del combinado de Estados Unidos. A través del movimiento ‘She Believes’ (Ella cree) tratan de inspirar a niñas y mujeres y las animan a cumplir sus metas y sus sueños, sean o no deportivos, a través de valores como el trabajo o la perseverancia.