Ambos equipos, junto al Boca Juniors argentino, son los únicos de América en tener tres Copas Intercontinentales

El Nacional y el Peñarol, los dos equipos más importantes del fútbol uruguayo, comenzarán esta semana su participación en la Copa Libertadores donde buscarán repetir aquellas lejanas consagraciones y alzar la copa que se les hace esquiva desde hace más de tres décadas.

El Nacional debutará este miércoles ante el Zamora venezolano por el Grupo E, que también incluye al Atlético Mineiro y al Cerro Porteño, mientras que el Peñarol visitará a la Liga de Quito el jueves por el grupo D, que comparte con San José de Bolivia y Flamengo.

Los equipos grandes del fútbol uruguayo ya conocen la gloria en esta competición, pues en su palmarés el Peñarol cuenta con cinco Copas Libertadores (1960, 1961, 1966, 1982 y 1987), mientras que el Nacional ha conseguido tres consagraciones en el máximo certamen continental (1971, 1980 y 1988).

Asimismo, ambos equipos, junto al Boca Juniors argentino, son los únicos de América en tener tres Copas Intercontinentales y en la clasificación histórica de la Libertadores, que lidera el River Plate argentino con 585 puntos, el Nacional ocupa el segundo puesto con 580 unidades, seguido por el Peñarol con 546 unidades.

Con 46 participaciones cada uno, son los equipos que más veces ha disputado este torneo. Además, el Nacional es el que lleva más participaciones consecutivas (23 desde 1997 hasta la fecha), más partidos jugados y más partidos ganados jugando de visitante.

El Peñarol, en tanto, es el primer campeón dos años consecutivos, el que hizo la mayor goleada y el que tiene a los tres máximos anotadores de la historia del torneo (el ecuatoriano Alberto Spencer y los uruguayos Fernando Morena y Pedro Rocha).

Sin embargo, aquellos tiempos en los que eran dos instituciones temidas por el continente y respetadas en el resto del mundo por sus hazañas y sus buenos resultados, han quedado atrás.

En el siglo XXI, lo más cerca de volver a levantar la copa que estuvo el Nacional fue en el 2009, cuando cayó ante el Estudiantes de la Plata en semifinales, mientras que el Peñarol en 2011, cuando perdió en la final ante el Santos.

Los bolsilludos y los aurinegros son los únicos representantes uruguayos que siguen en carrera en esta edición debido a la pronta eliminación del Danubio en la segunda fase y el Defensor Sporting en la tercera fase, ambos equipos derrotados por el Mineiro.

El conjunto tricolor arribó el pasado lunes a Venezuela con una delegación de 21 futbolistas para hacer su debut copero frente al Zamora en la ciudad de Barinas.

Los dirigidos por el argentino Eduardo Domínguez atraviesan un flojo momento en el fútbol uruguayo y se encuentran en las últimas posiciones del Torneo Apertura, en el que tras tres jornadas disputadas, lograron tan solo dos unidades.

Para este juego ante los venezolanos, Domínguez no podrá contar con el delantero Octavio Rivero, que no integró la delegación de 21 jugadores por una molestia en el cuádriceps, como tampoco los volantes ofensivos Kevin Ramírez y Rodrigo Amaral, que se recuperan en sanidad.