El exlanzador de los Yanquis de Nueva York y próximo integrante del Salón de la Fama, Mariano Rivera, pidió este martes en una comparecencia ante la prensa panameña más apoyo para el deporte de su país y confesó que de niño quiso ser futbolista porque admiraba a Pelé.

Rivera habló de lo difícil que es manejar la fama y aprovechó el clima electoral de Panamá para pedir más apoyo para el deporte e instó al gobierno y a la empresa privada a unirse por esa causa.

Sobre la foto con el astro del fútbol Edson Arantes do Nascimento, Pelé, la cual se la tomó en el Mundial de Brasil 2014, el exlanzador panameño manifestó: “quise ser como Pelé pero, gracias a Dios, terminé jugando béisbol”.

El expelotero, de 49 años, señaló que tiene buena amistad con Rod Carew, el primer panameño en entrar al Salón de la Fama, al que Rivera ingresará en julio próximo, siendo el primero que lo hará con el cien por cien de los votos.