El Barcelona arrancó un empate sin goles en su visita a Lyon, este martes en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, y todo queda abierto para la vuelta en el Camp Nou, el próximo 13 de marzo.

El equipo español llevó el peso del partido, pero volvió a demostrar que no está en su mejor momento de cara al arco contrario, sumando el cuarto partido consecutivo anotando como máximo un gol.

El partido en Lyon no sirvió para que el Barcelona rompiera dos rachas negativas: el equipo azulgrana sigue sin ganar fuera de casa en eliminatorias directas de Champions, ya que la última vez fue en 2016 en la ida de octavos contra el Arsenal (0-2).

( AFP)

 Luis Suárez sigue sin marcar lejos del Camp Nou en la Liga de Campeones. La última vez que lo consiguió el delantero uruguayo fue en septiembre de 2015 (contra la Roma).

“La sensación en cuanto a juego es muy buena, pero en cuanto a resultado esperábamos más”, admitió tras el partido el técnico azulgrana Ernesto Valverde.

Y de cara al partido en el Camp Nou advirtió: “En casa somos un equipo fuerte, pero tenemos que admitir que el 0-0 es un resultado peligroso. Hay que jugar la vuelta, hay que ganar en casa y necesitaremos a nuestro público. La eliminatoria está sin decidir”.

( AFP)

El resultado, a priori, favorece al Barcelona, que afrontará la vuelta en el Camp Nou, aunque para ese partido los franceses podrán contar con su mejor hombre, Nabil Fekir, ausente este martes por sanción.

“Conocemos su calidad técnica, su capacidad para esconder la pelota y abrir espacios. Será una baza importante para la vuelta”, advirtió el técnico del Lyon.

Y cualquier empate dará la clasificación a los franceses, salvo el 0-0 que obligaría a jugar una prórroga.