El central blaugrana espera sacar un buen resultado este sábado para seguir sumando puntos que aseguren la liga al Barca, sin embargo, en la otra acera se encuentra el Madrid y a la hora de un clásico nada está escrito

“Será otro partido complicado”, dijo Gerard Piqué tras la semifinal de Copa, recordando que “parece que están lejos, pero no lo están tanto porque si nos ganan se ponen a seis puntos, vendremos con las pilas puestas otra vez”.

De esta manera la mesa queda servida para otro episodio del Clásico del fútbol mundial, en el que ambas oncenas vienen con realidades distintas pero con hambre de ganarle a su eterno rival.

Con información de AFP