La doble campeona olímpica de 800m rechaza una normativa de la IAAF, que impone a las mujeres “hiperandrógenas” reducir, con medicamentos, sus niveles de testosterona para participar en pruebas internacionales

Excluir a la mediofondista sudafricana Caster Semenya de las pistas de atletismo porque produce de manera natural un exceso de testosterona sería equivalente a prohibir a los jugadores muy altos que jueguen al básquetbol, estimaron este jueves dos científicos en la revista médica BMJ.

“Para ser un buen atleta, hace falta algo más que un alto nivel de testosterona, una gran altura o grandes pies, que pueden considerarse ventajas genéticas”, declaró a la una de las firmantes del artículo, Cara Tannenbaum, profesora de medicina y farmacia de la Universidad de Montreal (Canadá).

La publicación de esta columna en la prestigiosa revista británica llega antes de la esperada decisión del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), que antes del 26 de marzo debe pronunciarse sobre el litigio que enfrenta a Semenya con la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

Foto: AFP

La doble campeona olímpica de 800m rechaza una normativa de la IAAF, que impone a las mujeres “hiperandrógenas” reducir, con medicamentos, sus niveles de testosterona para participar en pruebas internacionales (desde los 400 m a la milla).

La IAAF estima que este alto nivel de testosterona (una hormona masculina utilizada también como producto dopante) proporciona una ventaja con respecto al resto de rivales.

“Si excluimos de las carreras a las mujeres atletas que genéticamente tienen altos niveles de testosterona, ¿rechazaremos también a los hombres extremadamente altos que jueguen al básquet?”, se pregunta la profesora Tannenbaum en declaraciones a la AFP.

“Llegar a ser un o una gran atleta requiere miles de horas de entrenamiento, concentración, disciplina, equipación y no sería científico excluir a un deportista o una deportista en base únicamente al factor genético”, insistió Tannenbaum.

En el artículo, las dos expertas aseguran además que no se ha demostrado que los altos niveles de testosterona proporcionen una ayuda a estas atletas.

En 2017, un estudio encargado por la IAAF concluía que los altos niveles de testosterona producidos naturalmente por mujeres como Semenya o la india Dutee Chand les daba una ventaja “significativa” en ciertas disciplinas.