El Barcelona se enfrenta el martes al Lyon en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, volviendo a la carrera por un trofeo convertido en una de las prioridades del equipo azulgrana.

Tras una fase de grupos inmaculada sin ninguna derrota, el equipo azulgrana inicia la nueva ronda en plena forma como líder de su Liga y con sus principales pesos pesados listos para el duelo en el estadio del Lyon.

Messi está ya recuperado de sus problemas en el muslo derecho y volverá a ser el guía de su equipo, acompañado delante por su escudero uruguayo Luis Suárez y el joven extremo francés Ousmane Dembelé.

La principal novedad en la convocatoria azulgrana es la vuelta de Samuel Umtiti, superados sus problemas de rodilla, aunque es poco probable que tenga minutos el martes ante su exequipo.

El Barça acude a Lyon con ganas de romper una racha negativa fuera de casa una vez que llegan las eliminatorias de Champions y es que el equipo azulgrana no ha vuelto a ganar a domicilio desde que venció 0-2 al Arsenal en la ida de octavos de final de 2016.

Una victoria impulsaría a un equipo que se enfrenta después a tres complicados partidos contra Sevilla y Real Madrid en Liga y Copa del Rey.

El técnico del Lyon, Bruno Genesio, da como favorito al Barcelona, pero tras ganar 2-1 al PSG en la liga francesa y haber vencido 2-1 y empatado 2-2 con el Manchester City en la fase de grupos, también contempla opciones para su equipo.

El equipo francés afrontará, sin embargo, el partido lastrado por la pérdida de su capitán Nabil Fekir, uno de sus hombres más decisivos, que se perderá el encuentro por acumulación de tarjetas, mientras son duda el belga Jason Denayer y Tanguy Ndombele por lesión.