El inicialista venezolano Miguel Cabrera se unió el pasado lunes a los entrenamientos primaverales de los Tigres de Detroit, en el Publix Field at Joker Marchant Stadium, dando muestras de su recuperación. 

El maracayero fue protagonista en las prácticas con el madero y también mostró sus habilidades a la defensiva.

Cabrera se sometió a una cirugía por una rotura en el tendón del bíceps izquierdo, lo cual limitó su participación a 38 juegos en la pasada temporada de las Grandes Ligas.

 El criollo ha tenido que lidiar con diferentes lesiones en las últimas zafras, y a sus 35 años espera retomar el nivel que lo llevó a conseguir la triple corona de bateo en 2012.

En 16 temporadas el “Tigre Mayor” batea para .316 (de 8456-2676) con 465 jonrones y 1635 carreras remolcadas. Su mejor campaña fue la de 2012, en la cual obtuvo la Triple Corona con .330 de average, 44 cuadrangulares y 139 rayitas llevadas al plato.

Luego de dos temporadas de baja producción ofensiva debido a las lesiones, Cabrera aspira a estar sano en este 2019 para poder regresar a sus promedios habituales de bateo, que lo ubican como uno de los mejores de todas las grandes ligas en los últimos tiempos.