Los especialistas en tecnología Frank Monroy y Arnaldo Espinoza, exponen los requerimientos para la estabilidad del internet

El confinamiento a razón de la pandemia en Venezuela, dificulta cada vez más la estabilidad del internet, por ello, la educación desde casa y el trabajo en conexión remoto ha sido un desafío para los venezolanos.

“Han cambiado los hábitos del internet en función de la pandemia y la manera en que se ha desplazado el mercado, es decir, ahora hay mayor uso de condición estructural como si fuera corporativa (…) Esto implica 5 mbps de subida; antes cuánto subían o bajaban eran detalles de menor interés”, señaló Frank Monroy, el especialista en tecnología y telecomunicaciones.

Fran Monroy: Falla en telecomunicaciones es consecuencia de infraestructura  obsoleta - 800Noticias

En este sentido, indicó que “vamos a necesitar 5 mbps de subida y al menos 10mbps de bajada” para seguir trabajando en la red.

También destacó que, actualmente los planes caseros de Inter y Cantv tienen “poca ancha banda de subida”, explicando que esto influye en las videoconferencias y vídeo llamadas.

En consecuencia, Monroy explicó que “las nuevas conexiones inalámbricas o de fibra óptica que nació en Maracaibo cambia un poco el panorama”.

Por su parte, el periodista especializado en tecnología, Arnaldo Espinoza, explicó que el uso del internet funciona según la necesidad individual de cada usuario y resaltó que Cantv continúa “siendo un proveedor de mucha deuda”.

Arnaldo Espinoza: El ataque a Twitter posiblemente se haya hecho con la  técnica de Sim swapping

Sin embargo, en comparación a los otros proveedores, “Cantv ha hecho un esfuerzo muy grande, pero la desidia fue tanta que recuperar la infraestructura va a tomar años (…) Cuando la compañía vuelva a ser una empresa sólida no va existir empresa en Venezuela que le gane”, aseguró Espinoza.

“Nuestro ancho de banda promedio cuando inició la pandemia en banda ancha fija, era de 3,67 mbps por segundo, actualmente, ya dejó de ser de los más bajos por la entrada de los proveedores (…) Sin embargo el aumento es tan grande que te compensa el promedio y el promedio comienza a subir”.

En este sentido, Espinoza detalló que “una casa con dos personas trabajando y dos estudiantes necesita entre 10 y 15 mbps de velocidad de internet estable para garantizar el trabajo”.

En relación a ello, destacó que “todavía a pesar del incremento, no estamos en el promedio”.

También explicó que Conatel ha “relajado” el tema de los permisos para que entren pequeñas empresas de fibra, de internet inalámbrico que han subido la calidad de servicio, pero que el precio está fuera del alcance de la mayoría de los venezolanos.

Por último, el especialista indicó que “nuestro cableado de fibra óptica son aéreos”, aclarando que Maracaibo es plano mientras que Caracas tiene montañas que dificultan el despliegue de fibra óptica.