Cuatro destacadas voces del ámbito musical venezolano, simpatizantes del presidente Maduro, opinaron acerca de los conciertos que se realizarán este fin de semana, de uno y otro lado de la frontera colombo-venezolana. Paul Gillman y Javier Key defendieron la postura del Gobierno, mientras Cecilia Todd y Fabiola José señalaron que no era necesario hacer esos eventos en el mismo momento del “Venezuela Live Aid”

A cuatro días de que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, confirmara el concierto “Venezuela Live Aid”, que se celebrará este viernes 22 en Cúcuta, el Gobierno Nacional anunció la realización de dos días de espectáculos musicales en la frontera con colombo-venezolana, lo cual ha caldeado mucho más los ánimos de cultores, artistas y público en general que tiene posiciones contrarias.

¿Es la música una herramienta de paz? ¿Qué mensajes llevan implícitos los dos conciertos anunciados por el Gobierno Nacional? ¿En qué puede contribuir un artista simpatizante del Gobierno en este momento de crisis? ¿Cree que un diálogo y negociación sería posible entre músicos, creadores o artistas, que no han logrado los líderes políticos hasta ahora? ¿Qué opina usted del concierto anunciado por grandes artistas, que se realizará en Cúcuta para apoyar la llegada de la ayuda humanitaria entregada por varios países y la comunidad internacional al equipo de Guaidó?

A través de estas preguntas, Contrapunto pulsó la opinión y reflexión de cuatro artistas y músicos simpatizantes y adeptos al Gobierno. Aquí van sus respuestas.

“Personajes asquerosos de la música”

Para Paul Gillman, músico de larga data y representante del movimiento “Corazón Rockero”, ambos conciertos llevan implícito mensajes. En el caso del “Venezuela Live Aid”, el rockero expresó de entrada que “tiene como meta hacer una repartición del país entre los hombres más ricos y poderosos del mundo”.

“Con este concierto, el ridículo multimillonario, presidente de Virgin Airlines (Richard Branson), el millonario número 12 del Reino Unido, que está entre los 200 más ricos del mundo, no hace más que aliarse con Donald Trump”.

Para Gillman, esta alianza responde a intereses comerciales y monetarios sobre las redes ferroviarias venezolanas o la apropiación de minerales como el coltán y el petróleo.

Para Gillman el concierto organizado por el Gobierno Nacional surge como defensa de la soberanía / Foto: AVN

“Hay quienes están del lado del cuarto Reich y quienes estamos defendiendo la soberanía, y en ese caso está Venezuela, allá los artistas que se anoten en este caballo de Troya”, dijo.

Acerca de “Manos fuera de Venezuela”, que se realizará los días 22 y 23 de febrero, Gillman indicó, que el evento responde a un llamado hecho por los propios músicos, quienes le manifestaron a Nicolás Maduro la necesidad de expresarse al respecto.

“La gran diferencia es que de aquel lado se van a decir idioteces y mentiras; de este lado, estamos los que vamos a decir verdades de lo que está pasando en el pueblo venezolano. Al concierto oficialista confluirán géneros musicales: canción necesaria, rock, salsa y sus vertientes. Mientras que de aquel lado, ¿qué pueden decir Chyno y Nacho?, ¿qué puede decir Maluma, que son reguetoneros?, que el reguetón no es ni siquiera música y son los más grandes baluartes de la misoginia, del maltrato hacia la mujer. ¿Qué pueden decir esos tres personajes tan asquerosos de la música y todos los que se van a presentar ahí?”, cuestionó.

Para Gillman, la lista de músicos que participará en “Venezuela Live Aid”, no es más que “una gran porquería, una gran industria, una gran corporación musical que se arrodilla ante los intereses mayameros de los Estefan y que intenta ser parte de una masacre. Esto nunca se había visto”, replicó.

No era necesario hacer estos conciertos”

Cecilia Todd no participará en el concierto y cree que no hacía falta hacerlo / Foto: AVN

La cantautora Cecilia Todd, quien fue invitada a participar en el concierto denominado “Manos fuera de Venezuela”, y quien decidió no asistir, dice: “Ahí hay una mezcla, va mucha gente; hay una mezcla ahí, bueno, una variedad de artistas de todo tipo, pero en particular yo creo que ese concierto no hacía falta hacerlo en el mismo momento”.

Para Todd se trata de una estrategia, que de haber estado en sus manos, habría realizado en Caracas, “porque competir con unos artistas que están en la maquinaria de las disqueras, música comercial, no sé, yo no estoy muy de acuerdo con eso”.

Cecilia Todd, quien se ha encargado de cultivar y difundir el cancionero tradicional venezolano desde la década de los años 1970, se refirió a la posibilidad que tiene la música, como idioma universal, de encuentro y paz, de generar un diálogo, a partir de los conciertos planteados por ambos bandos políticos.

La disposición de lado y lado es para ella fundamental, aunque le entristece tener que referirse a los habitantes de un país como miembros de un bando u otro y por ello preferiría, en principio, que no hubiera necesidad de un diálogo, sin embargo está totalmente convencida de la acción milagrosa de la música.

Al “Venezuela Live Aid”, lo califica como parte de un show durante el cual le preocupa que exista la posibilidad de que se pierdan vidas, “creo que eso puede estar en los planes maquiavélicos y espero que no suceda así”.

Todd piensa que otros factores pueden estar escondidos tras este concierto que, especula, podría ser una distracción para hacer otras cosas en paralelo.

La cantante trabaja actualmente en la preproducción de un trabajo discográfico que tenía pendiente desde hace un tiempo y planea hacer, en este semestre del año, una serie de presentaciones en el exterior.

“Conciertos de paz y no de guerra”

Javier Key lleva adelante el Movimiento Corazón Salsero que participará en el concierto que se realizará en el estado Táchira

Para los artistas que apoyan al gobierno, una serie de intereses económicos son la razón principal que moviliza al concierto que realizará la oposición en Cúcuta el próximo 22 de febrero, y declaraciones como las realizadas por Roger Waters, miembro de la ya extinta agrupación Pink Floyd, representan una certificación de ello.

Además la participación de venezolanos que no residen actualmente en el país, como es el caso de Ricardo Montaner, Chyno y Carlos Baute, entre otros, responde, según el artista Javier Key, a la percepción deformada que ellos tienen de la situación que atraviesa la nación y que ellos no padecen.

Así lo cree Key, quien está al frente de la Fundación Corazón Salsero y que asegura que ese reflejo de país que los artistas nacionales ven desde afuera, distorsiona la realidad que ha surgido como consecuencia del bloqueo económico y de la “política nefasta implementada contra Venezuela por el gobierno de Estados Unidos”.

La Fundación formará parte del encuentro musical que será realizado en el estado Táchira y en el que se realizarán entregas de cajas Clap y un operativo médico para la población cucuteña.

“El concierto nuestro es un concierto de paz, no de guerra. El concierto de aquel lado es un concierto incitando, por supuesto a esa invasión del imperio de Donald Trump junto con el de Brasil y el de Colombia. Son tres fuerzas que están allí latentes, que están aupando, con artistas extranjeros como Alejandro Sanz, como Peter Gabriel, como Miguel Bosé –que todos sabemos su posición bien marcada de derecha–, o utilizando a estas figuras para llamar la atención mundial”, dijo.

Key asegura que de su lado de la acera, la humildad, junto a las canciones de autor, darán un mensaje de no a la invasión y sí a la paz.

La polarización ha dejado en evidencia las diferencias políticas existentes entre miembros de una familia, amigos y conocidos. De igual forma ocurre en el mundo de la música y muchas veces lidiar con las diferencias de pensamientos y posiciones políticas se hace parte del día a día. Sobre ello, Key asegura que desde el Gobierno Nacional la orden es la de la inclusión y la razón.

“Porque si piensas con el corazón montas a todos tus amigos en tus conciertos pero al pensar con la razón, tú sumas y eso es lo que hacemos en nuestros conciertos, a través de la música, nos unimos”, dijo refiriéndose al Festival Suena Caracas en el cual aseguró que se han presentado artistas con posiciones contrarias a las suyas y “no se les ha pedido que en tarima hagan alusiones políticas de ningún tipo”. De igual manera, afirmó que aquellos músicos, que han sido execrados, se les ha reivindicado en sus conciertos y por esta precisa razón se creó la fundación que preside y en la que, dice, participan músicos con ideales y posiciones diversas.

“El concierto es un error en estos momentos”

La cantautora Fabiola José dice no estar de acuerdo con el llamado hecho por la oposición / Foto: AVN

Por su parte, la cantautora Fabiola José asegura que el concierto que se realizará en Cúcuta es un error por la tensión que se vive actualmente, “como forzando una situación, me parece que no debería ser. No estoy de acuerdo con ese concierto”.

Para ella, el concierto del Táchira, al que no tiene previsto asistir, surge en respuesta al llamado opositor y supone que quienes allí participen, lo harán por solidaridad.


“Hecho en casa” es el nombre de los videos con los que actualmente Fabiola José le da difusión a la música venezolana junto a su esposo, Fidel Barbarito

“El artista, o las personas que nos dedicamos a esta parte sensible de la producción del pueblo, debería ser un agente transformador de la conciencia, no solamente como algo que sea bonito o que alivie, sino como algo medular y estructural, pero que de alguna manera, sí ayude a tener un pensamiento acorde con una realidad y que pueda incluso generar una transformación”, dijo la cultora, quien actualmente trabaja en una serie de videos denominados “Hecho en Casa”, que realiza junto a su esposo, Fidel Barbarito y con los cuales le dan difusión a la música venezolana.