Luego de conocerse los resultados del Óscar, siguen los comentarios sobre la película que debió ganar. Para muchos, el resultado, forma parte de un discurso que dejó verse a lo largo de la gala de la 91 edición de los Premios de la Academia y que trata de la inclusión y el rechazo al racismo

Luego de que Green Book se alzara como Mejor Película en los Premiso Óscar, amantes del cine aseguran que la decisión estuvo influida por el espíritu de defensa de una cinematografía estadounidense y no mexicana.

Para el crítico de cine Juan Antonio González, definitivamente hubo algo de eso y aseguró que el caso podría compararse con el ya extinto galardón 2 de Oro, que entregaba Radio Caracas Televisión (RCTV) a sus trabajadores.

“El Óscar es un poco eso. El Óscar es reconocer a la gente que está dentro de la industria estadounidense y de la industria hollywoodense”, expresó a Contrapunto.

González cree que el viaje que realizan Don Shirley (Mahershala Ali) y Tony Vallelonga (Viggo Mortensen) en el filme, tiene como fin eliminar prejuicios. Eso le gusta, sin embargo alega que hubo cierta contradicción por la imagen de diversidad, apertura e inclusión que se dio durante la gala con nominaciones y presentaciones a cargo de actores y actrices de color, nominaciones y presentaciones de asiáticos y por supuesto, la inclusión del idioma español, intencionalmente.

“Y sin embargo, al final escogen a Green Book que es una producción netamente estadounidense, que si bien no esta mal como película, tiene para mí el gran defecto de lanzar una mirada, un poco complaciente y amable de los problemas raciales en los años sesenta que fueron los problemas raciales más fuertes del sur de los Estados Unidos”, dijo.

El conflicto al que se enfrenta el personaje del pianista es, para González, muy sutil en comparación con lo que en realidad ocurría con los negros y homosexuales en aquella época.

“Eso hubiera provocado, mínimo, que lo mataran, eran años muy crueles”, dijo.

Yo creo que le dieron el premio por ser una producción estadounidense, el orgullo de la industria y por qué está el tema del racismo que, aunque se trata superficialmente, es un tema de reivindicación y forma parte del discurso de la gala que también tuvo que ver con eso.

“Si a ellos les hubiese interesado hacer una crítica más acérrima a la segregación racial, hubiesen escogido la película de Spike Lee porque es una sátira mucho más directa y aguda del racismo, además que te muestra, de alguna manera, lo que era el interior del Ku Klux Klan”, agregó.

Pablo Blanco: Una vez más se trató de una gala temática. Se casaron con el discurso de estos tiempos

Para el periodista y conocedor de cine Pablo Blanco, la premiación de Green Book respondió a la temática que este año se asumió desde la organización del Óscar, esta vez dedicado a la inclusión como respuesta a una tendencia que deja verse en la premiación, por primera vez, de Spike Lee, “el señor del cine contra el racismo” que siempre ha estado en la defensa del racismo, y de Regina King, una actriz negra que participó en un drama (Moonligth) que transcurre en El Barrio afroamericano de Harlem y narra las vicisitudes de un joven negro y homosexual. 

“Yo creo que el tema, la matriz de opinión, ahora con las redes sociales, hace muy fácil que todos seamos opinadores y generemos tendencia temática y eso es tan fuerte que, al menos en mi parecer, hasta el Óscar está amoldándose a esas tendencias. Entonces se casaron con el discurso de estos tiempos. Que ganara Green Book, para mí, responde eso”.

Pablo o Blanco no denigra a Green Book con respecto a Roma. La agilidad en los diálogos, el humor negro y la ironía, aunados al jazz y los sonidos del piano clásico hacen a Green Book, una merecedora de premios y son esas mismas características las que, para Pablo Blanco, la hacen más afín para las masas a diferencia de Roma, que es una película de autor, sin embargo asegura que, “quien reniegue de Green Book con respecto a Roma está equivocado”.

“Esta es una película que llega a más cantidad de público y eso te casa con la industria cinematográfica. Es la tendencia que se está siguiendo”, dijo.

Bernardo Rotundo: reinó la inclusión y fue equilibrado

Para Bernardo Rotundo, quien está al frente del Circuito Gran Cine, tanto Green Book como Roma tienen que ver con la inclusión y ambas pudieron ganar el mayor galardón, siendo esta una gala que se manifestó abiertamente en contra de la discriminación racial. 

“El equilibrio definió a esta entrega de los Óscar, porque todas las películas fueron premiadas. ¿Por qué ganó Green Book?, porque al jurado le gustó”, contesta Bernardo. “Es muy buena. A mí me gustó mucho esa historia basada en hechos reales”.

Rotundo opina que la premiación no estuvo influida por nada más que el voto del jurado y la subjetividad.

Foto: Kevin Winter / Getty Images

“Cualquier ceremonia mundial nos pone a todos hablar de cine, el Óscar es un espacio donde la gente disfruta una gala con música, es un entretenimiento global y eso es lo hermoso de esta entrega de premios porque pone a mucha gente a hablar de cine y como todo evento que promueve la cultura cinematográfica, no deja de estar influenciado por la subjetividad, que es una condición humana”, expresó.

La reivindicación de la mujer, de la comunidad gay, de la cultura africana y de los migrantes, son señales, para Rotundo, de que la película que tenía que ganar era Green Book porque son expresiones de la reivindicación, de derechos y específicamente de la discriminación racial.

“Entonces es coherente y decidieron dar el premio sin desmeritar a Roma. Pareciera que la forma como se desenvolvió la entrega fue coherente en la decisión de que ganara Green Book”.

La magistralidad de las actuaciones de Mahershala Ali y de Viggo Mortensen son para él prodigosas e influyen en la fuerza del filme.

“Yo creo que Green Book, además de estar muy bien escrita, porque tiene un guion impecable y de hecho ganó ese premio, está muy bien contada e interpretada magistralmente por estos dos actores de primera que son maravillosos y le dieron cuerpo a la película para conmover y sacar lágrimas al público. Es una película que toca el corazón y creo que el guion, interpretación y dirección ayudaron a que se llevara el premio más importante”.